Carrera espacial: NASA confirma presencia de agua en la Luna

Mundo

El pasado 26 de octubre, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), anunció haber descubierto que la Luna cuenta con grandes reservas de hielo, lo que permitirá llevar a cabo futuras misiones tripuladas. Este importante avance tecnológico y científico, también demarca el contexto de las relaciones diplomáticas y políticas de países como Estados Unidos y China

Fuente: Independent Press

Escrito por: Lia Herrada

Este lunes, la NASA anunció que la Luna cuenta con cantidades de agua significativas de las que nunca se había tenido conocimiento. Las investigaciones confirman que la existencia de agua se encuentra en forma de hielo en las llamadas “trampas frías”, donde nunca llega la luz solar y se pueden alcanzar temperaturas de hasta 163 grados bajo cero.

La Carrera Espacial

Este importante avance tecnológico y científico, demarca el contexto de las relaciones diplomáticas y políticas de países como Estados Unidos y China, puesto que la NASA pretende acelerar dichos proyectos de manera que se tome ventaja en la carrera espacial; esto luego de que China anunciara su intención de enviar taikonautas a la superficie de la Luna a mediados de esta década.

Aún a pesar de que China no comenzara a desarrollar su tecnología para posicionarse dentro de la carrera espacial al mismo tiempo que otras potencias, este país logró superar 40 años de retraso tecnológico y ahora, en el siglo XXI, es una de las naciones que lidera esta carrera. Es Zhang Kejian, director de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CNSA), el responsable de las misiones que colocaron a taikonautas en órbita. Ahora, las elecciones presidenciales estadounidenses pueden representar una oportunidad para la CNSA de ganar esta segunda carrera espacial.

Donald Trump ha hecho pública las intenciones para posicionar astronautas estadounidenses en la luna para el año 2024, sin embargo, Joe Biden no ha señalado interés en llevar a cabo este objetivo, y si las condiciones financieras y políticas estadounidenses no favorecen la continuación de su programa espacial, entonces China podría resultar el vencedor en esta segunda carrera hacia la luna, permitiéndole el control de ubicaciones sobre el cuerpo celeste y posicionándose estratégicamente para administrar el “Sistema Tierra-Luna”.

Se especula que China ha diseñado sistemas militares para instalarse en la luna, estrategia que podría ser contrarrestada con un Estados Unidos que no se baja de la contienda espacial y se apoya en socios internacionales, pero este escenario permanece incierto hasta no saber los resultados de las elecciones estadounidenses.

Detalles sobre el hallazgo de agua en la luna

En 1990, la misión Lunar Prospect encontró la existencia de depresiones pequeñas y no tan profundas en las regiones polares que aseguraban podrían ser lo suficientemente frías para retener el hielo durante miles de años, sin embargo, científicos han descubierto que dichos cráteres suponen ser mucho más grandes y profundos, lo que daría cabida a futuras misiones.

Según BBC News, los hallazgos fueron realizados en la superficie iluminada del satélite natural de la Tierra, gracias a un telescopio infrarrojo aerotransportado e instalado en el Stratospheric Observatory For Infrared Astronomy (SOFÍA), un avión Boeing 747SP de la NASA, modificado para transportar un telescopio reflector de 2,5 metros.

Este avión permite superar al menos el 99% de la capa atmosférica de la Tierra y lograr una posición adecuada, desde la cual este es capaz de obtener datos sobre el sistema solar que no serían posibles de alcanzar con los telescopios terrestres.

El proceso resulta de un rebote de la luz infrarroja del telescopio en la superficie de la Luna, lo que permitió a los científicos interpretar exactamente lo que significaba tal luz. Los investigadores afirman que diversas sustancias encontradas en este satélite natural aparecen con distintos colores, y uno de los colores que detectaron resulta característico de las moléculas de agua.

Este descubrimiento ha dado lugar a múltiples cuestionamientos sobre cómo se crea el agua y cómo es posible que esta pueda asentarse en la superficie lunar, aunque Jim Bridenstine, director de la NASA, recalcó que aún no es seguro que se pueda utilizar como un recurso. De acuerdo con la revista digital National Geographic, los científicos señalan que, “las moléculas de agua detectadas por el observatorio no se encuentran en hielo puro, sino que están contenidas en pequeños depósitos acumulados en la superficie o atrapados en cristales producidos por pequeños impactos de asteroides en el satélite”.

Gracias a este hallazgo, la NASA señala la posibilidad de futuras misiones tripuladas a la Luna en el marco del proyecto Artemisa, nombre que representa a la diosa de los animales salvajes y de la Luna en la mitología griega. Este proyecto persigue la instalación de una base permanente en el satélite natural de la Tierra. Asimismo, se expone al ojo de la colaboración pública y privada, con un nuevo sistema de lanzamiento, transporte de carga y tripulación. De esta manera se planea crear una nueva estación espacial, en órbita del satélite terrestre, que sirva como centro de comunicaciones para futuras misiones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *