Calvin Klein: la mercadotecnia no siempre es tan mala

Mundo

Escrito por: Mabel Nogueda

La nueva campaña de Calvin Klein encabezada por Jari Jones, mujer transgénero, negra, lesbiana, talla grande y activista, ha sido tanto criticada como alabada. Para el marketing es fundamental entender a sus consumidores, para así tomar las mejores decisiones. ¿Fue esta una buena decisión?

View this post on Instagram

There are moments that I heard about, that help you forget when the world told you “Never” !!! . . There are these moments I heard about about that help you heal when the society has tried to beat you down , over and over again. . . There are these very real moments that I heard about that help you feel affirmed even when you don’t see yourself. . . I’ve been searching my whole life for those moments, I got tired of looking for those moments. . . So I decided to create them. Not for me but for the next dreamer, outcast, queer, trans, disabled, fat, beautiful black, piece of starlight waiting for their moment to shine. . . It has been such an honor and pleasure to sit in my most authentic self and present imagery of a body that far to often has been demonized, harassed , made to feel ugly and unworthy and even killed. . . I present this image ,myself and all that my body stands for to my community and chosen family, in hope that they see themselves more clearly than ever and further realize that they are worthy of celebration , of compassion , of love and gratitude. . . – Thank you to @ryanmcginleystudios and the @calvinklein family for a collaboration that will hopefully be a symbol of hope and love during these moments. BLACK TRANS LIVES MATTER!! . . . . #calvinklein #blacklivesmatter #blacktranslivesmatter #transisbeautiful #queer #celebratemysize #actress #honormycurves #pride🌈 #bodydiversity #soho #effyourbeautystandards #curvygirl #curvemodel #influencer #billboard #plussize #plusmodel #influencer #plussizemodel #bodypositive #swimwear #campaign #newyork #melanin #model #ad #sponsored

A post shared by Jari Jones (@iamjarijones) on

Las marcas adquieren la personalidad de sus consumidores, por eso es tan importante conocerlos. No consumimos como sujetos aislados, la pertenencia a una determinada cultura así como nuestra edad, género, orientación sexual, religión, etnia, región, clase social, entre muchos otros factores,definen quiénes somos y esto impacta directamente en la manera de consumir.

¿Por qué las compañías cada día apuestan por causas sociales? Simple, porque sus consumidores se encuentran más envueltos en todo esto. 

Pero para que una campaña sea acertada, la marca debe entender lo que está sucediendo y de qué manera ciertos aspectos coinciden con la misma. Hablaremos de dos grandes marcas, ambas alzan la voz a través de sus plataformas, ambas de la mano del movimiento de Black Lives Matter; sin embargo, solo una logró triunfar y así ganar un Emmy en 2019 en la categoría “Comercial Más Destacado”. 

En el 2018, Nike realiza una campaña en la que el entoncesjugador de la NFL, Colin Kaepernick, sería la imagen durante el aniversario 30° del tan conocido “Just Do It”. Colin Kaerpernick llevaba desde el 2016 realizando activismo, este comenzó a través de sus redes sociales, mencionando a activistas como Malcolm X, pero lo quellamó la atención de todos fue cuando Kaerpernick llevó estas palabras a la acción en un campo de fútbol americano.Decidió arrodillarse durante el himno nacional en señal de protesta, esto creó una gran polémica. 

La campaña generó fuertes reacciones en redes sociales por parte de diversos usuarios, quienes compartieron vídeos destrozando y quemando merchandise de Nike, algunos de estos vídeos acompañados del hashtag #boycottnike. Aunque el presidente, Donald Trump, no compartió uno de estos vídeos pero decidió tuitear al respecto:

(¿Qué estaba pensando Nike?)

A tan solo semanas de esta campaña Nike registró un incremento en sus ventas en línea en un 31% en comparación con las del año pasado.

Por otra parte tenemos a Pepsi, quien un año más tarde, en 2017, decidió lanzar una campaña “similar”, solo que Kendall Jenner no era una figura que tuviera mucho sentido, ¿o sí? En el anunció Kendall se unía a una protesta, incluso es quien encabeza esta protesta, al llegar al cerco de seguridad ella le ofrece una lata de Pepsi a uno de los policías, este la acepta, abre el refresco y todos los manifestantes se muestran eufóricos. ¿No me creen? Búsquenlo en Google, aún se encuentra por ahí. Rápidamente el público no tardó en estallar contra la marca en redes sociales, tachando así al anuncio de insensible.Bernice King, hija de Martin Luther King Jr., tuiteó al respecto:

(Si tan solo papá hubiera sabido sobre el poder de #Pepsi.)

Pepsi no tardó (tanto) en darse cuenta, por lo que retiró el anuncio de todas sus plataformas y ofreció una disculpa. 

Nosotros como consumidores dictamos qué está bien y quéno. Las marcas comienzan a escuchar, a tratar de entender, unas lo hacen mejor que otras. Esta presión social en redes sociales es mayor, aquellas marcas que no hablan, que no utilizan sus plataformas para alzar la voz son cuestionadas, pero recordemos que también aquellas que deciden utilizar sus plataformas son cuestionadas. Los consumidores quieren saber que lo que consumen realmente los representa. 

Jari Jones compartió fotos de ella mirando el espectacular que contiene algunas de las imágenes que son parte de esta campaña. En Instagram comparte algunas palabras, una parte dice: 

“It has been such an honor and pleasure to sit in my most authentic self and present imagery of a body that far too often has been demonized, harassed, made to feel ugly and unworthy and even killed…”

(Ha sido un gran honor y un placer sentarme en mi imagen más auténtica y presente de un cuerpo que ha sido demonizado, hostigado, hecho sentir feo e indigno e incluso asesinado.)

La activista transgénero nos habla de esta imagen auténtica, de un cuerpo real, las marcas comienzan a ser reales, de esta manera, logran una verdadera conexión con el público. El último desfile de Victoria’s Secret logró tan solo 3.3 millones de espectadores, cuando este gran show lograba 10 millones. ¿Será qué el público está cansado de ver cuerpos no tan auténticos? 

Es imposible desterrar a las marcas del entorno cuando ellas son parte del entorno, así que, ¿por qué no deberían utilizar sus plataformas?

Me queda claro que Calvin Klein comienza a adaptarse a los nuevos tiempos, tiempos que reclaman modelos de cuerpo más inclusivos y reales.

La traducción es obra de la autora del artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *