Ataque en la zona fronteriza de Sudán y Etiopía deja 80 muertos

Mundo
Los sobrevivientes de los recientes ataques en Benishangul-Gumuz han escapado de la zona de conflicto. 
Créditos: The New York Times/Getty Images 

Desde el fin del 2020 se han registrado una serie de ataques en la frontera que conecta los territorios de Etiopía y Sudán, en el norte de África, llevados a cabo por militares de Etiopía, presuntamente con el respaldo de su gobierno. Tan solo un enfrentamiento sucedido el pasado martes 12 de enero resultó en la muerte de más de 80 civiles en la región de Benishangul-Gumuz.

Tan solo un enfrentamiento sucedido el pasado martes 12 de enero resultó en la muerte de más de 80 civiles en la región de Benishangul-Gumuz, según lo reportado por la Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (EHRC por sus siglas en inglés). A raíz del enfrentamiento, el gobierno de Sudán asegura que utilizará los medios necesarios para responder al altercado, los cuales no implican necesariamente el uso de la diplomacia. No obstante,la Comisión no ha presentado detalles sobre quién o quiénes fueron los autores del suceso.

La embestida se llevó a cabo dentro de una coyuntura de alta tensión entre ambos países la cual persiste después de décadas de disputa por el territorio de Al-Fashqa, el cual recae en el territorio fronterizo de Sudán. En este lugar también murieron 5 mujeres tras un altercado en la última semana.

Además, este miércoles 13 de enero, las tensiones se agudizaron tras una acusación al gobierno de Sudán por la supuesta invasión del espacio aéreo de Etiopía por parte de sus aeronaves militares.

Aquí todos somos firmes con ustedes hasta que nuestro derecho sea probado por la fuerza, de buena fe o por cualquier otro método. Esta es nuestra tierra y tenemos el derecho legítimo de defenderla y protegerla por todos los medios disponibles”, declaró el teniente general Abdul-Fattah Al-Burhan, presidente del Consejo Soberano de Transición (TSC por sus siglas en inglés) el miércoles al visitar el Estado oriental de Gedaref (lugar donde se encuentra Al-Fashqa). Esta declaración, sumada a otras publicadas en la página de Facebook de TSC que aseguran la disposición del gobierno de Sudán a utilizar medios belicosos en contra de Etiopía, han aseverado la rigidez de las relaciones entre ambos países. El martes, Dina Mufti, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Etiopía, aseguró que Sudán busca “inflamar la situación”.

De acuerdo al ministro de información y portavoz del gobierno, Faisal Mohamed Saleh, si bien Sudán no intenta comenzar un conflicto bélico con su Estado vecino, sí advierte una respuesta proporcional a cualquier altercado proveniente de Etiopía dentro de su territorio.

Por otro lado, una campaña militar de Etiopía iniciada en noviembre de 2020 en la región de Tigray, también se ha vuelto preocupante para los sudaneses, lo que fractura aún más la relación entre ambos países. Aproximadamente 45 mil refugiados de dicha región ya han huido debido al crecimiento del conflicto bilateral.

Según un informe de las Naciones Unidas, cuerpos militares de ambos países se encuentran concentrados alrededor de la zona de Tigray. 

*Las citas han sido traducidas del inglés al español por la autora de este artículo.