Alemania se enfrenta a una cuarta ola de COVID-19 y rompe récord de contagios

Mundo

El país europeo registró 50,000 casos nuevos de COVID-19 en un día, representando el número más alto desde iniciada la pandemia.

Escrito por: Abril Cabrera

Fuente: France24

Autoridades alemanas informaron el 11 de noviembre que se había alcanzado una cifra récord de contagios por COVID-19 en veinticuatro horas. De acuerdo con cifras del Instituto Robert Koch, la agencia federal a cargo de monitorear la pandemia, la cifra fue de 50,916 casos. Es la primera vez que Alemania registra más de 50,000 casos diarios, colocando a la nación como el país con mayor número de contagios diarios al momento. 

El número de contagios por cada 100,000 habitantes es de 277.4, mientras que la semana pasada era de 183.7. Asimismo, en esta cuarta ola, las peores cifras se han registrado en el sureste de Alemania. En Sajonia, por cada 100,000 habitantes, en promedio, hay 620.7 contagios, en Turingia 514.4 y en Baviera 478.7. 

El Instituto Robert Koch reportó que el número de personas internadas con COVID-19 es de 2,850. La mayoría de los pacientes no están vacunados o no tienen el esquema de vacunación completo.

Baja tasa de vacunación

De acuerdo con expertos, los contagios y muertes por coronavirus podrían atribuirse, relativamente, a la baja tasa de vacunación, en comparación con otros países de Europa.  Se estima que cerca de un 67% de la población alemana está vacunada con el esquema completo, gracias a la publicación de Our World in Data de la Universidad de Oxford. Esta cifra es mucho menor si se compara con el 88% de Portugal o el 81% en España. 

Sajonia, Turingia y Baviera son los tres estados federados con la tasa de vacunación más baja de Alemania, siendo el primero el más bajo, con un 57% de su población vacunada. 

La canciller alemana, Angela Merkel, mencionó el 13 de noviembre a través de su podcast semanal que es necesario un “esfuerzo nacional” para poder detener el avance de la cuarta ola en el país europeo. De la misma manera, pidió a todos los que aún no se han vacunado que lo hagan para beneficio propio de la sociedad. 

Por su parte, Olaf Schloz, el actual vicecanciller y probable nuevo canciller, aseguró que Alemania necesita imponer nuevas restricciones para contener y detener el aumento de contagios. Agregó que los centros de vacunación deben de ser reabiertos en todo el país. 

Próximas restricciones 

A partir del próximo 15 de noviembre, se tomarán medidas en la capital alemana para frenar los contagios, pues se les negará la entrada a sitios de ocio a los que no estén vacunados. Sólo las personas que estén completamente vacunadas o cuenten con un certificado de haberse recuperado recientemente del virus, podrán acceder a restaurantes, bares, gimnasios y salones de belleza, entre más lugares. De la misma manera, en Sajonia ya han comenzado a aplicarse algunas de estas medidas, mientras se espera que entren en vigor a fin de mes para el resto del país. 

Al momento, Alemania registra cerca de 5 millones de contagios acumulados y 97,623 defunciones.