Reflexiones de marzo: Mi casa es de otras

— Espacio Feminista MTY

Escrito por: Lisania Valencia Alvarez

En el closet hay ropa de la abuela, ropa que tomé a protesta de ella.

En la alacena hay tazas de mi tía, tazas que compró con su trabajo y esfuerzo.

En el tocador del cuarto hay cartas, cartas de resistencia elaboradas por mis amigas.

En el cajón de la cocina, hay bolsas que representan la valentía de mi madre.

porque

Mi casa es la casa de la abuela que hacía turno nocturno por mantener a sus hijos.

Mi casa es la casa de mi amiga que llorando me pidió no le contara a nadie.

Mi casa es la casa de mi tía que diario se esfuerza porque su trabajo sea mínimamente reconocido.

Mi casa es la casa de mi madre que durante mucho tiempo calló para que hoy yo pudiera gritar.

Mi casa es la casa de mi abuela que sostuvo a sus 6 hijos haciendo trabajos “de hombre”.

Mi casa es la casa de mi tatarabuela desaparecida.

Mi casa es la casa de mi tía que no tiene carrera profesional, pero mantiene a toda su familia.

Mi casa es la casa de la resistencia.

Mi casa es la casa de otras

Mi casa es la casa de muchas.

Mi casa existe porque resiste y exige