The Walking Dead: La humanidad ha muerto

Escena

Escrito por: Ángel Alonso Sánchez Mérida

The Walking Dead, nos presenta un escenario apocalíptico con una historia que va más allá del habitual subgénero zombi ¿Qué es lo que hay detrás de esta serie?

Si de muertos vivientes hablamos, The Walking Dead es la serie por excelencia. Presenta una distopía zombi, donde las vidas de los protagonistas se ven constantemente amenazadas, no solo por los muertos que caminan, sino también por egoístas de su misma especie. The Walking Dead comenzó sus transmisiones el 31 de octubre de 2010 por la cadena de televisión AMC, y hasta la fecha sigue estrenando nuevos episodios. Está basada en una serie de cómics del autor Robert Kirkman, quien al comienzo también se encontraba laborando en el show de televisión pero más tarde dejaría el proyecto. Pocos son los que se han preocupado por saber, ¿qué hay más allá de una historia de zombis convencional? En este artículo voy a proponer un punto de vista analítico audiovisual sobre el discurso de la serie: la humanidad ha muerto.

En primer lugar, es preciso mencionar que este análisis será con base en la primera escena del primer episodio de la serie; esto se debe a que, siendo la primera escena en ella se presenta la premisa de todo lo que seguirá. La escena comienza con una patrulla acercándose hacia un accidente automovilístico; la cámara guarda un encuadre muy abierto, mostrando que no hay nadie en la escena del crimen; el único personaje que se advierte es Rick Grimes, un sheriff norteamericano que baja, no a investigar el caso, sino a conseguir gasolina. La audiencia comienza a descubrir entonces, junto con Rick, las reglas de este mundo distópico en el cual reina el caos.

Cambiamos de plano, a una secuencia donde se observa a Rick descubriendo un campamento y vehículos abandonados. Al echar un vistazo, Rick descubre que hay gente muerta dentro de los mismos, y casi metafóricamente, observamos un plano donde el sheriff se encuentra en medio de dos fallecidos. Esto puede hacer significado a que a lo largo de la serie los personajes se encontrarán en constante contacto con la muerte; por lo mismo, el género dramático será más asemejado a una tragedia o una tragicomedia, géneros por excelencia donde además de que el personaje se vea amenazado constantemente por la muerte, se maneja un tono oscuro y se exploran los abismos de nuestros personajes.

Más adelante, ocurre el primer encuentro con el obstáculo recurrente en la serie, el primer zombi se manifiesta. Un par de pantuflas claras pero manchadas, recogen un oso de peluche; esto puede interpretarse con el sentimiento de humanidad que resta en los muertos vivientes. Después, se observa la silueta de una niña, Rick como buen policía que representa, la llama para poder ayudarla, pero cuando la niña voltea únicamente vemos la representación de lo que solía ser una infanta con el rostro destrozado.

La suma de que el zombi tenga forma de niña, añadido a la ropa clara pero sucia, representa la destrucción de lo inocente y al mundo que debido a la situación ha sacado lo peor de sí. También, la infanta zombi nos dice que la inocencia no puede existir en el mundo de The Walking Dead, lo que también sugiere que nada logra sobrevivir; esto quiere decir que todo lo que se conoce como bueno necesitará dejar de serlo, y lo que sea tendrá que morir. Este es el alma de la serie, su discurso principal, su premisa y su punto de vista sobre el mundo donde habitamos; si lo relacionamos con la sociedad actual que no deja espacio para algo más que el egoísmo, en otras palabras The Walking Dead nos dice que la humanidad ha muerto, literal y metafóricamente.

Entonces, tenemos una historia donde la maldad se ve constantemente amenazando a la bondad, e incluso superándola, y que aun así, el hombre sigue creyendo que puede encontrar bondad en un mundo donde reina el egoísmo. Rick aún es ingenuo, pero existe algo al final de la escena que ampliará aún más la perspectiva de la serie; Rick decide matar a la niña, esto se puede interpretar de dos formas, que coexisten en el relato: la primera, al ver a un sheriff, que representa la seguridad, matar a una niña pequeña nos dice que el mundo de la serie es un lugar inseguro y crea fascinación por ver esta acción ser recurrente. La segunda interpretación tiene más que ver con la psicología del personaje, es una representación de que Rick necesitará matar a su inocencia para poder sobrevivir, además de que esta acción también es un acto de misericordia hacia ella.

Todos los indicios mencionados anteriormente son la premisa dramática que la serie discutirá durante toda su primera temporada, pero por alguna razón esta se termina perdiendo capítulo tras capítulo; hasta que llegamos a una serie con 10 temporadas, y una onceava en camino, sin discurso alguno. Es cierto que en algunos capítulos continúa con el debate, sin embargo en gran parte de la serie lo deja en segundo plano o se olvidan por completo de él; esa es la razón de que la serie vaya muriendo poco a poco, siendo que se ha anunciado que la onceava temporada será la última. Su belleza inmaterial se fue, pero nos dejó una gran reflexión mientras duró, que invita a la audiencia a repensar sus comportamientos. “Humanidad”, se refiere a la capacidad para sentir afecto, comprensión o solidaridad hacia las demás personas. Cuando decimos que la humanidad ha muerto, hacemos referencia a que hemos perdido todas las habilidades anteriores; y al igual que en la serie, todo lo que nos queda es intentar recuperarlas.

.