“Songbird”, el thriller de la pandemia producido por Michael Bay.

Escena

Escrito por: Ángel Alonso Sánchez Mérida

Todos los hechos históricos tienen que ser documentados y la pandemia por COVID-19 no es la excepción. El productor y director hollywoodense Michael Bay ha anunciado que la película Songbird será dirigida por Adam Mason, contando con un guión de Simon Boyes. La trama del filme se desarrolla en un futuro cercano, donde la pandemia aún no ha terminado. Existe una cuarentena intermitente y el virus no deja de mutar, se habla también de una conspiración gubernamental y una paranoia que afecta a los personajes.

La película tiene contemplados como protagonistas a Demi Moore, Peter Stormare y Craig Robinson. Michael Bay ha dicho que planean comenzar el rodaje del film en las próximas semanas, siendo así una de las primeras películas rodadas en Los Ángeles después de la cuarentena.

A esta producción se le había puesto un paro en su proceso de rodaje el pasado 2 de Julio, argumentando que no existía transparencia con los protocolos de seguridad del mismo. Sin embargo este fue levantado por el Sindicato de Actores de Cine y la Federación Americana de Artistas de Radio y Televisión (SAG-AFTRA). Este último ha sido el encargado de seleccionar las películas y series que se llevarán a cabo después de la cuarentena, poniendo como prioridad las medidas de salud en el rodaje.

El proyecto se presentó en el pasado mercado virtual de Cannes, donde sus derechos fueron adquiridos por la corporación alemana Leonine Studios.

Este no es el primer proyecto que tiene a la presente situación como tema principal, y probablemente tampoco sea el último. El COVID-19 ha inspirado y motivado a los cineastas para crear historias usándolo como tema central. Incluso se han creado convocatorias virtuales para que la gente cuente sus historias de la cuarentena.

A pesar del poco tiempo que ha pasado de pandemia, la cantidad de historias que se han creado alrededor de esta son sorprendentes, Songbird probablemente sea la más costosa de todas. Dicen que no hay mal que por bien no venga, y en definitiva podemos decir que una de las caras positivas de este confinamiento, ha sido la cantidad de inspiración que han tenido los artistas para crear y contar sus historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *