¿Por qué es acertado que Lightyear sea un spin-off y no una secuela?

Escena

A lo largo del tiempo se ha visto cómo las secuelas de películas no siempre son la mejor opción para una franquicia. A pesar de que la saga de Toy Story se consideraba terminada, se ha anunciado su nueva entrega, esta será un spin-off.

Escrito por: Fernando Curiel

Disney y Pixar han anunciado la nueva película de la saga Toy Story, siendo ésta la quinta entrega. Este nuevo proyecto se dio a conocer bajo el nombre de Lightyear, y por lo que se puede ver en los avances, más que una secuela, es un spin-off. Este enfoque que Pixar ha usado para seguir explotando su franquicia es completamente acertado, pues de haber sido una secuela podría haber terminado con todo lo que ha construido de Toy Story. A lo largo de la historia se ha visto como al sacar secuelas de una saga ya terminada se comienza a explotar toda la franquicia hasta que no queda más, y al final resulta ser un fracaso. Sin embargo, un spin-off es más complicado de predecir, pues al tratarse de una historia totalmente nueva puede alejarse del material original o puede lograr que el espectador se enganche más con la franquicia.

Ahora ¿por qué el realizar una secuela de Toy Story habría representado un error para Disney y Pixar? Esto es debido a que después de varias entregas las franquicias deben de sobrepasar varias dificultades para lograr triunfar. El primer reto para establecer una franquicia es lograr consolidarla, algunas son exitosas y logran establecer la saga entera como fue el caso de The Hunger Games, mientras que otras no logran despegar, tal como fue el caso de Shadowhunters, la cual no paso de la primera entrega).  No obstante, no solo se requiere crear una buena primera película, sino que la continuación sea igual de entretenida, y eso es un reto. Mientras más secuelas se crean de una franquicia, se van acabando las historias para contar y los personajes se tienden a estancar. Incluso franquicias han fracasado cerca del final, tal como fue el caso de la saga Divergente, quienes tenían pensado 4 películas para contar la historia, pero debido a la terrible recepción de la tercera entrega, se dejó la saga incompleta. El caso de la saga Divergente, es incluso hasta sorpresivo debido a que su historia está basada en los libros homónimos. Ellos ya tenían una historia anteriormente probada y desarrollada, aun así el crear secuelas fue contraproducente.

Ahora, el caso de producciones donde cada película es auto conclusiva, donde se crea una situación nueva para cada secuela, es todavía un mayor reto, y con cada secuela el público va perdiendo interés en la franquicia. Esto pasó con La era del hielo donde la primera película tuvo una recepción de 82%. La secuela directa bajando la aceptación al 71%, la tercera entrega al 62%, la cuarta bajando a 37% y dejando a la quinta con un 18%. Todos datos recopilados por Rotten Tomatoes

Debido a esto, si Disney hubiera buscado una película de Toy Story 5 habría sido un gran reto que superar, sin embargo, tampoco es sencillo saber cómo será la aceptación de Lightyear, pues hasta la fecha Pixar se ha destacado por su calidad en las películas, saben explotar los mundos que han creado, mientras no se trate de spin-offs. Pixar ha demostrado que expandir sus universos por medio de historias alternas no es la mejor opción. Esto se reveló con el lanzamiento de Cars 2, que aunque su nombre hace alusión a una secuela, este es más un spin-off debido a lo alejada que es la trama con respecto a la primera, y por esa razón logró un 40% de aceptación.

Entonces ¿por qué un spin- off? A pesar de las malas experiencias si Disney y Pixar quieren seguir explotando la franquicia Toy Story, ya no es viable otra secuela, pues ya llevan 4 y esta última marcó el final de la misma; es por ello que la única opción viable es un spin-off, aún con las malas experiencias previas. Pixar ha sabido manejar sus secuelas, por lo que es consciente que no puede realizar otra entrega de la saga y a pesar de que ha fracasado con sus historias alternas, a decidido arriesgarse en esta ocasión. Una historia alterna es la mejor opción para una nueva película de Toy Story, pero el predecir su éxito resulta complejo. Por el tráiler de Lightyear parece que en esta ocasión quieren hacer las cosas correctamente. Hasta el momento con las imágenes mostradas, la película se ve prometedora. Hay dos posibles desenlaces para este filme: Un éxito y pueden seguir explotando la marca, o un fracaso y se acaba la franquicia (como le pasó a Cars ). Todavía es temprano para sacar conclusiones, para el público solo queda esperar lo mejor de Pixar.