Entrevista con Leonor Hernández Peña, directora del cortometraje “Lo Que Dejo Al Último”

Escena

“Lo Que Dejo Al Último” es un cortometraje realizado por estudiantes del Tecnológico de Monterrey CCM disponible en Filmin Latino. La directora y la productora de este proyecto nos cuentan detalles de la realización de esta cinta.

Escrito por: Miguel Castillo Ordaz

La historia de “Lo que dejó al último” muestra a tres amigas que después de varios meses de no poderse ver, se reúnen. Esta es su última oportunidad por resolver sus diferencias y sanar sus heridas.

La directora, Leonor Hernández Peña, actualmente estudia en México y también estudió cine en Estados Unidos. De hecho, ella considera que la industria tiene elementos en común, dado que los roles cinematográficos en ambos países son similares.

“Lo Que Dejo Al Último” es presentada por Saeta, productora que nació en 2021 a un año de la pandemia COVID 2021. Por lo cual, la pre y post producción de este proyecto se realizó desde los hogares del crew. Para conseguir el presupuesto general, tuvieron que buscar financiamiento. Se les ocurrieron distintas dinámicas para darle algo a cambio a la gente que los apoyó y que se pudiera gastar lo menos posible. Por lo tanto, la labor de la productora en esto fue la de ser realista e ir de la mano con las ideas de la directora, evitando que las cosas se les fueran de las manos y teniendo el financiamiento listo a tiempo.

Las dinámicas consistieron en hacer paquetes de $10 a $100 MXN, se les mandaba a quien compraba el paquete un póster digital y se mostraba un agradecimiento en los créditos. Para conseguir financiamiento externo, se realizaron preguntas básicas de cine en Kahoot así como de una temática específica, por ejemplo de alguna película. Con esto  y gracias a su dinámica final, una rifa de una bocina, se recuperó lo que se ocupó en el rodaje y el dinero para solventar los gastos.

En palabras de la directora la idea era “Hacer dinámicas divertidas para crear un sentimiento de que es un proyecto en el que la gente está trabajando” y “Tocar esos temas de una manera más digerible.”

En la entrevista dirigida a las cabezas de producción de este trabajo, se le preguntó a Leonor ¿Cuál sería el rol del director o directora en una producción cinematográfica? Su respuesta fue específicamente que el director debe demostrar:

“Qué se percibe y si el mensaje se transmite bien. La gente dice que el rol del director o directora es el más importante, pero si no hay alguien, se cae el proyecto.”

La propuesta que planteaba la directora fue que lo más importante era estar en el set y poder trabajar con gente que sabe hacer las cosas. “Todos son competentes y te echan sus ideas, puede ser muy personal, pero se nutre con las ideas y las propuestas de los demás.” Si bien para la directora fue una forma de exploración con relación en sus dudas personales, las ideas de las demás eran las que formaban la calidad del proyecto en conjunto.

Comúnmente se dice que el dueño de la película es el productor, porque es quien dirige al director y es el máximo responsable del proyecto, pero en este caso se comenta que no fue así, ya que todos tuvieron algo que ver con el contenido general de la obra y “si es de alguien, es de Leonor” en palabras de la productora Angélica.

La calidad del producto se pensaba desde el inicio como un trabajo digno de un festival. Esto también tuvo que ver con que, una vez terminado el corto, hubo que buscar una lista de festivales que aceptaran el producto final originalmente concebido para ello. No fue hasta Agosto que estuvo terminado satisfactoriamente. Eventualmente se mandó, resultando seleccionado para estar tanto en el festival como en Filmin Latino por un periodo de tiempo.

Otro aspecto que destacar sobre esta producción es la manera en que Angélica y Leonor, llegan a la dirección y producción de contenido. La directora comentó que su trayectoria comenzó haciendo proyectos chicos de dos a tres personas, y por alguna razón gracias a esto se entra a proyectos más grandes, sin embargo, en un inicio tuvo el rol de “jala cables”. Si bien existen distintos caminos para llegar a la meta de dirigir, este tipo de puestos permiten fallar y aprender en el proceso. De hecho, gracias a esto Leonor es capaz de conseguir sus luces, y simplificar el proyecto con todo el equipo prestado que se iba a utilizar.

Finalmente, durante la entrevista también compartieron algunos consejos de producción. Si el objetivo principal es simplificar, la directora puntualiza en el hecho de que no se debe salir nada de foco, el estándar es que sea claro. Advierte igualmente que, si se brinca un eje, se ve extraño y la gente ya no reconoce la locación que se está filmando. En cuanto al diseño de producción, se pide que se respeten ciertos colores para lograr una calidad visual uniforme. En palabras de la directora, la producción consistía en “No es no arriesgarse, pero es tener en cuenta qué puede salir mal y arreglarlo.”

Uno de los elementos notables de la entrevista es que con este cortometraje, antes de mandar un mensaje, la directora buscaba explorar la forma en que las mujeres se pueden relacionar. Ninguno de los personajes tiene nombre, no se mencionan ya que el público va identificando de esta manera a gente que conoce en su realidad cotidiana. Comenta la directora que hay distintos tipos de directores, por ejemplo, Iñárritu dice “Si quieres ser director/directora, debes saber de todo” y Leonor opina que el conocimiento técnico es parte de, pero que al final el cine es un arte colaborativo. “Lo Que Dejo Al Último” está disponible en la plataforma Filmin Latino y estará disponible hasta el 24 de octubre. Los invitamos a conocer más sobre este cortometraje escuchando las entrevistas completas que estarán disponibles en nuestras redes social.

“Lo Que Dejo Al Último” está disponible en la plataforma Filmin Latino y estará disponible hasta el 24 de octubre. Los invitamos a conocer más sobre este cortometraje escuchando las entrevistas completas que estarán disponibles en nuestras redes sociales en la semana.