Saltar al contenido principal
Secciones
Ciencia y TecnologíaEconomía

¿Qué onda con el Dogecoin?

Invertir en Bitcoins es una apuesta. Hoy, la criptomoneda Dogecoinha aumentado su cotización gracias a la comunidad de Reedit y a los memes.

Escrito por: Jorge Medina

Los cimientos de la tecnológica de todas las monedas digitales que actualmente están de moda fue creada en 1990 por un grupo de estudiantes que crearon la base de lo que hoy es el “Blockchain”; un grupo de computadoras interconectadas con cadenas de bloques que compartían información.

Fue en el año 2009 cuando se le atribuyó a Satoshi Nakomoto la creación de la primera criptomoneda basada en cadena de bloques, la cual fue nombrada Bitcoin. Sin embargo, hasta el día de hoy nadie ha visto, personalmente a Satoshi.

De forma comercial, el Bitcoin empezó a circular en el año 2011. En esas épocas hasta se regalaban algunas de estas monedas con tal de que fueran tomando aceptación en el mercado objetivo. El precio de origen de esta cripto era de $1.00 USD y en abril de ese año dio su primer repunte de especulación a $32.00 USD. Lo que sigue ya se sabe. Hoy es la criptomoneda más exitosa.

La historia de la Dogecoin “Д  es muy similar. Sus fundadores, Billy Markus y Jackson Palmer la crearon quizá como una broma, un meme o una réplica del Bitcoin. El 23 de diciembre del 2013 se lanzó con un precio de $0.00026 USD y de forma inmediata tuvo un crecimiento de más del 300%, subiendo a $0.00096 USD.

La oferta del Dogecoin es de 127 billones de monedas y al momento han sido minados 113 billones. Para el año 2020 esta moneda llegó a valuarse en $0.20 USD por moneda. Dogecoin pasaba como una de las más de 2600 monedas digitales que circulan en el mundo, pero en la última semana, por algún motivo particular, esta cripto obtuvo un espaldarazo por por la fondeadora “Reddit” así como por el dueño de Tesla, Elon Musk.

Hoy en día el Dogecoin se sitúa alrededor de los $0.75 USD y se planea que pudiera llegar a valer $1.00 USD.

El mercado de las criptomonedas es como estar en un casino de Las Vegas. Invertir en él es arriesgarse a perder todo. Pero, con un poco de suerte, reeditors y memes la inversión puede acrecentarse exponencialmente.