La forma más fácil de retirarse millonario

Economía

En México el sistema de pensiones públicas ha tenido varios ajustes a lo largo de las últimas décadas. El cambio más importante se dio en la reforma a la ley de pensiones en 1997, la cual, de manera resumida, te hace a ti mismo responsable de ahorrar para tu retiro, pues desaparecieron las pensiones vitalicias.

Si antes se recibía el 100% del promedio del salario de los últimos 5 años, ahora la cantidad que se va aportando de manera regular mes con mes te alcanzará para cubrir apenas hasta un 30% de tu último salario. Ahora bien, aunque no cubra un gran porcentaje de tu salario, sí es posible estar pensionado. Para tener una pensión necesitas cumplir con dos requisitos importantes: las semanas cotizadas y la edad objetivo.

Las semanas cotizadas se refiere al tiempo de trabajo realizado de manera formal, con un patrón que te tenga registrado en el IMSS y que cumpla con las aportaciones al afore marcadas por la ley; sin embargo, el número de empleos en este tipo de esquema laboral con un contrato fijo cada vez es menor, y en contraposición los trabajos por proyectos, con contratos sin prestaciones o como freelancer van en aumento y por lo tanto es menos probable que puedas adquirir una pensión…, pero este escenario no tiene porqué ser desalentador.

Un panorama con oportunidades.

El contexto actual ha impulsado la accesibilidad de diversas herramientas de inversión para el ciudadano promedio. En la actualidad cualquier persona con una cuenta bancaria y $100 pesos disponibles puede comenzar a invertir. La opción que más personas eligen (por percibirla como la más segura) es ahorrar en cuentas bancarias para generar intereses. El problema de esta opción es que, con el tiempo, la inflación se come el dinero generado, pues este pierde valor. La pregunta que surge entonces es: ¿qué opción elegir?

Tomando como punto de referencia la relevancia de los fondos de retiro en la calidad de vida de las personas, la mejor opción para construir un patrimonio son: los planes personales de retiro (PPR). Estos son planes de ahorro con un componente de inversión, donde el dinero de miles de inversionistas se concentra para crear un portafolio diversificado en diferentes tipos de activos.

Lo anterior tiene dos ventajas: la primera es que, al captar el dinero de muchos inversionistas las aportaciones mensuales mínimas son de un monto accesible para la gran mayoría de personas; y la segunda es que no necesitas preocuparte por ser un experto en finanzas para manejar ese dinero, ya que estos fondos son administrados por personas certificadas para el manejo de dinero de terceros. Además, al estar bien diversificados, y muchos de ellos estar indexados (es decir que siguen la tendencia alcista natural del mercado) minimizan el riesgo de minusvalía en el largo plazo.

¿Cómo funcionan los planes?

Para entender el funcionamiento de los planes personales de retiro, pongamos un ejemplo: Supongamos una persona de 22 años, que acaba de iniciar su vida laboral, abre una cuenta aportando $2,000 mensualmente hasta que decide retirarse del trabajo a los 62 años, y con un rendimiento promedio de 10% anual (lo cual es un rendimiento moderado y bastante alcanzable). Al término de estos 40 años de inversión, el monto esperado sería de hasta 11 millones y medio de pesos. El título de este artículo es acertado: esta es la forma más fácil de volverse millonario.

Los beneficios de estos planes no se quedan ahí, ya que al ser inversiones para el retiro tienen un componente fiscal muy interesante. De acuerdo con el artículo 151 del ISR las aportaciones realizadas a tu PPR son deducibles de impuestos, por lo que el SAT te estará regresando dinero cada año al presentar tu declaración anual. Y si este dinero lo reinviertes en tu PPR vas a tener un doble beneficio y estarás acelerando la creación de tu patrimonio.

Asesorarse es el primer paso

En definitiva, la mejor herramienta de inversión para el retiro son los planes personales de retiro, desmintiendo el pensamiento popular de que las inversiones son arriesgadas, porque si solo estamos ahorrando estamos aceptando un riesgo mucho mayor al dejar que nuestro dinero pierda valor.

Como en todas las inversiones, es necesario que te asesore un profesional para crear el plan ideal para ti. Así que si quieres comenzar a prepararte para el futuro puedes comunicarte con el equipo de Velarc Patrimonial, una empresa experta en planes de retiro e inversión. Si das click en el banner podrás comunicarte con ellos vía Whastsapp para obtener una asesoría personalizada gratis y empezar tu camino a convertirte en millonario.