COVID-19 en México, los verdaderos afectados

Economía

Escrito por: Jorge Machain

Hablando sobre temas económicos ocasionados por la situación de emergencia que estamos viviendo hoy día, estos son un tema recurrente en cada uno de los noticieros y notas informativas publicadas de forma diaria. Acompañados de las actualizaciones de la Secretaría de Salud, los impactos y análisis económicos que se conversan diariamente no son alentadores para la economía mexicana, como por ejemplo: la apreciación del dólar vs el peso mexicano, el desplome de la actividad comercial en el sector turístico y la disminución en las exportaciones, pero, en muy rara ocasión, se escucha hablar sobre los efectos económicos en las pequeñas y medianas empresas y los grupos con mayor desigualdad socioeconómica de nuestro país. 

En una crisis, especialmente una económica, siempre habrá algunos grupos más afectados que otros, en el caso México, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, las condiciones de desigualdad social estructural en términos de ingresos, salud y educación promoverán que los grupos con mayores desigualdades en nuestro país tengan un mayor y profundo impacto durante esta pandemia. Revisemos el caso de la informalidad laboral. Ésta es un factor constante en México, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con datos del 2017, en su estadística descriptiva en la medición de la informalidad ,en el sector de actividad económica, la economía informal se ha mantenido en relativa constancia desde el 2003 hasta el 2017 con una participación en la economía del 22.6% para el 2017, en términos poblacionales, se tiene que más del 56.9% de la población ocupada se desenvuelve en este tipo de actividades económicas. 

¿Qué nos quieren decir estas cifras? Que actualmente, más de la mitad de la población mexicana no posee un seguro médico, sus ingresos no están asegurados y su situación laboral depende de la comercialización de bienes y servicios; las decisiones de las personas que laboran en el sector informal son unas muy claras, seguir comerciando, generar ingresos y arriesgar su situación de salud antes que dejar de trabajar por cuestiones de prevención sanitaria y no poder alimentar a su familia. 

Lamentablemente, esto no es solamente para el sector informal donde vemos una situación alarmante, sino que las Pymes en México, que rondan cerca del 99% de unidades económicas, aportan cerca del 42% del PIB y cerca de 7% del empleo de acuerdo con datos de la revista Expansión, pero ¿por qué hay que mencionar a este tipo de empresas en las más afectadas por la pandemia? Es muy simple, ante la situación que estamos viviendo, no muchas de estas pequeñas y medianas empresas sobrevivirán a los impactos económicos que han sucedido y sucederán en el corto y mediano plazo. 

Tomemos la encuesta de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) y el estudio de Grupo SBM en Estados Unidos, ambos concluyen datos muy importantes, las pequeñas y medianas empresas sufrirán afectaciones a sus ingresos dada la emergencia mundial, esto provocando recortes en personal y sueldos, a su vez, la imposibilidad de afrontar sus deudas en el mercado y el pago de impuestos. Por esta y más razones, sabemos que los impactos económicos a la actividad productiva y al crecimiento económico serán cada vez más fuertes y profundos.

Esta información no es alentadora, los grupos en situación vulnerable se enfrentan a decisiones difíciles, arriesgar su salud y buscar salir adelante o simplemente no alimentar a sus familias, las pequeñas y medianas empresas deberán seguir haciendo recortes de personal para poder sobrellevar los efectos de la pandemia en sus operaciones. En primer lugar, las disparidades de ingreso deben ser atacadas por programas de desarrollo y bonos de apoyo para el consumo en estos momentos, en segundo lugar, las pequeñas y medianas empresas deben exigir apoyos del gobierno para financiar actividades y combatir el pago de impuestos, pero estos temas poseen una complejidad similar y deben ser abarcados en otros artículos futuros.      

Escrito por: Jorge Machain

Hablando sobre temas económicos ocasionados por la situación de emergencia que estamos viviendo hoy día, estos son un tema recurrente en cada uno de los noticieros y notas informativas publicadas de forma diaria. Acompañados de las actualizaciones de la Secretaría de Salud, los impactos y análisis económicos que se conversan diariamente no son alentadores para la economía mexicana, como por ejemplo: la apreciación del dólar vs el peso mexicano, el desplome de la actividad comercial en el sector turístico y la disminución en las exportaciones, pero, en muy rara ocasión, se escucha hablar sobre los efectos económicos en las pequeñas y medianas empresas y los grupos con mayor desigualdad socioeconómica de nuestro país. 

En una crisis, especialmente una económica, siempre habrá algunos grupos más afectados que otros, en el caso México, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, las condiciones de desigualdad social estructural en términos de ingresos, salud y educación promoverán que los grupos con mayores desigualdades en nuestro país tengan un mayor y profundo impacto durante esta pandemia. Revisemos el caso de la informalidad laboral. Ésta es un factor constante en México, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con datos del 2017, en su estadística descriptiva en la medición de la informalidad ,en el sector de actividad económica, la economía informal se ha mantenido en relativa constancia desde el 2003 hasta el 2017 con una participación en la economía del 22.6% para el 2017, en términos poblacionales, se tiene que más del 56.9% de la población ocupada se desenvuelve en este tipo de actividades económicas. 

¿Qué nos quieren decir estas cifras? Que actualmente, más de la mitad de la población mexicana no posee un seguro médico, sus ingresos no están asegurados y su situación laboral depende de la comercialización de bienes y servicios; las decisiones de las personas que laboran en el sector informal son unas muy claras, seguir comerciando, generar ingresos y arriesgar su situación de salud antes que dejar de trabajar por cuestiones de prevención sanitaria y no poder alimentar a su familia. 

Lamentablemente, esto no es solamente para el sector informal donde vemos una situación alarmante, sino que las Pymes en México, que rondan cerca del 99% de unidades económicas, aportan cerca del 42% del PIB y cerca de 7% del empleo de acuerdo con datos de la revista Expansión, pero ¿por qué hay que mencionar a este tipo de empresas en las más afectadas por la pandemia? Es muy simple, ante la situación que estamos viviendo, no muchas de estas pequeñas y medianas empresas sobrevivirán a los impactos económicos que han sucedido y sucederán en el corto y mediano plazo. 

Tomemos la encuesta de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) y el estudio de Grupo SBM en Estados Unidos, ambos concluyen datos muy importantes, las pequeñas y medianas empresas sufrirán afectaciones a sus ingresos dada la emergencia mundial, esto provocando recortes en personal y sueldos, a su vez, la imposibilidad de afrontar sus deudas en el mercado y el pago de impuestos. Por esta y más razones, sabemos que los impactos económicos a la actividad productiva y al crecimiento económico serán cada vez más fuertes y profundos.

Esta información no es alentadora, los grupos en situación vulnerable se enfrentan a decisiones difíciles, arriesgar su salud y buscar salir adelante o simplemente no alimentar a sus familias, las pequeñas y medianas empresas deberán seguir haciendo recortes de personal para poder sobrellevar los efectos de la pandemia en sus operaciones. En primer lugar, las disparidades de ingreso deben ser atacadas por programas de desarrollo y bonos de apoyo para el consumo en estos momentos, en segundo lugar, las pequeñas y medianas empresas deben exigir apoyos del gobierno para financiar actividades y combatir el pago de impuestos, pero estos temas poseen una complejidad similar y deben ser abarcados en otros artículos futuros.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *