Un grito de ayuda

Deportes

En jaque con: Daniela Cuanalo

“Desde la creación de la LigaMx Femenil, está se ha visto en desventaja; prueba de ello es estar sujeta a su contraparte varonil y las condiciones en las cuales se desarrolla”

Los fanáticos del fútbol nos emocionamos cuando nos enteramos que finalmente se crearía una liga profesional femenil en México, sin embargo no todo ha sido color de rosa.

Su creación significaba que los clubes que se encontraban en la primera división de la liga varonil se vieran obligados a fundar su equipo femenil para permanecer en el máximo circuito. A muchos equipos no les pareció, pues implicaría un “gasto” extra que algunos no se podían dar.

Con todo en contra, los primeros juegos se llevaron a cabo: se transmitían en redes sociales y se jugaban en las instalaciones deportivas de cada equipo. Poco a poco las televisoras se dieron cuenta que había una oportunidad de mercado y comenzaron a negociar los derechos de transmisión. Un par de temporadas después, los equipos con mayor convocatoria decidieron llevar los encuentros de los campos de entrenamiento al estadio.

El crecimiento de la liga femenil se ha reflejado tanto en la cancha como en las gradas, sin embargo hay mucho que mejorar en el escritorio.

Debemos tener en cuenta que la diferencia entre ambas ramas es un desarrollo de casi 100 años por lo cual no podemos esperar que estén en “igualdad de condiciones”.

Una de las diferencias más grandes es el tema salarial. Los jugadores que menos ganan tienen un salario de $25,000, mientras que en los equipos femeniles hay jugadoras que no perciben ni siquiera el salario mínimo. El argumento de muchos personajes es que no pueden aumentar los salarios debido a que la ganancia que ellas generan no es suficiente. Realmente es una paradoja, pues en su momento Veracruz pagó una fianza de $120 mil y Monterrey pagó vuelos de primera clase para trasladarse al Mundial de clubes,  no hay dinero para que las mujeres puedan vivir del fútbol.

Sobre el tema, la ex-Directora Deportiva de las Xolas de Tijuana y pionera del fútbol femenil, Marbella Ibarra opinó:

“La idea de profesionalizar y hacer una liga es justo que ellas también puedan vivir del fútbol y que no tengan que decidir entre jugar o dedicarse a un trabajo que sí les remunere”.

Hablando de dinero, cabe resaltar que los equipos no dan opción de primas económicas por logros a sus equipos femeniles o, si existen, son realmente bajas. Las Tuzas no han obtenido un premio por llegar a liguilla mientras que los Tuzos por lograrlo una vez en dos años si lo obtuvieron. El mejor ejemplo de esto es el “premio” que le otorgaron a las Rayadas después de consagrarse campeonas en el Apertura 2019, lo único que obtuvieron por derrotar al acérrimo rival fue un iPad. Parece realmente una burla.

Realmente es complicado que las jugadoras negocien este tipo de cuestiones al momento de firmar su contrato pues a comparación de la mayoría de los jugadores no cuentan con un representante por los gastos que este implica.

Aunado a esto las futbolistas además de concentrarse en su torneo deben estar al tanto de lo que sucede con su contraparte varonil. No importa si tuvieron un gran torneo si su contraparte en su momento descendía, ellas tendrían que despedirse de su trabajo. Ejemplo de ello, fue la desafiliación de los Tiburones de Veracruz, la venta de la plaza de Lobos BUAP a los Bravos de Juárez y la transformación de Monarcas Morelia a Mazatlán F.C. Las jugadoras de estos equipos tuvieron que abandonar su sueño o convencer a otro equipo o a los nuevos dueños de que se quedarán con su carta.

Para empeorar la situación, la pandemia por el coronavirus empeoró la situación para el balompié femenil, más de 100 jugadoras han sido dadas de baja por la crisis económica. ¿Y porque no rebajan el sueldo a los jugadores mejor pagados? La reducción en las plantillas femeniles se debe a que los contratos que ellas firman son por una o dos temporadas mientras que los futbolistas firman por dos años, lo cual despedirlos o tratar de negociar con ellos implicaría un mayor gasto.

El mismo Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), declaró que no es cuestión de género, sino de la rentabilidad de la Liga MX Femenil.

Aquí nos cuestionamos si los equipos, federación, directivos y medios están invirtiendo lo suficiente para que el fútbol femenil sea rentable. La LigaMx no comenzó como la conocemos y ha recorrido un gran camino hasta convertirse en la marca que es. ¿No les beneficiaría promocionar e impulsarla para obtener aún más ganancias?

Tristemente la mayoría lo ven como un gasto y no una inversión.

1 comentario sobre "Un grito de ayuda"

  1. Este es un tema muy interesante y al que se le debe dar seguimiento. Bravo !
    Es un hecho que existe desigualdad salarial en el futbol y en el deporte en general. Se debe buscar respuesta y solución.

    Ahora bien, debemos entender que el futbol mexicano es un negocio: patrocinadores, estadios, venta de camisetas, etc. Y lamentablemente eso es prioridad y no el crecimiento futbolístico( Por algo seguimos sin dar el ancho).
    Entendiendo eso, aclaremos que la liga femenil lleva apenas 3 años (diciembre 2016). Aún no recibe la misma atención e ingresos, como todo negocio nuevo, no se le puede pagar millones a sus trabajadores/as. Pero no dudes que para allá van. No me crees ? Pues cada ves transmiten más partidos en TV, cada vez hay más asistencia en estadios ( ej: pumas vs cruz azul en CU, finales Mty-Tigres, partidos del America en el azteca) , mas camisetas se venden, ETC.

    Lo de los iPads a las rayadas, lamentable. Pero el argumento del mundial de clubes, volviendo al tema del negocio, la fifa y el mundial de clubes genera millones de DOLARES, y otorga a los campeones bonos millonarios por ganar en su confederación. Por eso las diferencias.
    Por otra parte, la desafiliación de equipos o descenso ,NO ES un problema específico de las mujeres, si no de todos. Siempre es el jugador el que se ve afectado en estas situaciones. Es un problema a solucionar por IGUAL.

    Lo más importante es proponer soluciones y te comparto algunas:
    1. Asistir a estadios ( cuando el Covid lo permita)
    2. Ver los partidos en Tv
    3. Comprar y comprar mercancía

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *