¿Tarde para reparar el daño?

Deportes

Escrito por: Yasmín Nava

Parpadeamos y nos encontramos en 2016, el año en que se celebraron las elecciones en Estados Unidos. En el estadio retumba el Himno Nacional estadounidense, Colin Kaepernick pone una rodilla en la tierra para protestar contra la brutalidad policial y la desigualdad racial. Su objetivo era unir al país, pero un año después y, hasta ahora, no ha regresado al campo.

Foto: Mediotiempo

Las protestas que defienden la muerte de George Floyd continúan, y esta vez, la comunidad deportiva hizo frente. A través de un llamado liderado por Patrick Mahomes, Saquon Barkley y Michael Thomas; se convocó a más jugadores de la liga para enviar un video a la NFL y evidenciar la desigualdad racial. 

Roger Goodell, comisionado de la NFL, no lo pasó por alto, por lo que compartió un video en el que condenó el racismo y la opresión sistemática de los afroamericanos. De esta forma, admitieron que se equivocaron al no escuchar, por mucho tiempo, a los jugadores que se manifestaron pacíficamente por la injusticia social.

“Esta es una época de autorreflexión para todos, la NFL no es la excepción. Respaldamos a la comunidad de raza negra porque las vidas de los estadounidenses importan”, fueron algunas de las palabras que se recitan a lo largo del video. Recordemos que, la mayoría de las veces, el deporte está influido por la raza debido a su carácter social, cultural y político. La raza afroamericana destaca por su “habilidad atlética natural” en deportes como el basketball y el fútbol americano; mientras que los euroamericanos destacan por su inteligencia y constancia.

Hace 4 años, la NFL pidió que no hubiera más manifestaciones, teniendo dos opciones: estar de pie durante la ceremonia o permanecer en los vestidores, así se mostraría respeto tanto a la bandera como al himno.

El deporte es el lugar perfecto para propiciar el desarrollo y utilización de estereotipos, sean positivos o negativos. Estos influyen en la manera en que se ven a otros grupos y simplifican y organizan la información, preservando los valores sociales, manteniendo creencias y justificando acciones colectivas. Es por ello que desde el primer momento se censuró a Colin Kaepernick, porque con su acción no solo representó al 65% de los jugadores que constituyen a la NFL, sino a una nación entera. Poniendo en riesgo la campaña de Trump.

¿Cuántos años pasaron para condenar el racismo? Más de los debidos, pero este pequeño mensaje en redes sociales se visualiza como un gran paso para que las acciones del pasado no se repitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *