Sin combine ni lotería, el Draft de la NBA apunta a hacer historia

Deportes

Escrito por: Mauricio Medrano

A diferencia del año pasado donde Zion Williamson, novato de Duke era el favorito desde sus juegos en la NCAA, este año se está llevando muchos nombres a la mesa para ser el número uno y un contrato millonario bajo el brazo.

A pesar de que la pandemia se llevó toda la actividad en la duela, tanto profesional como universitario, el draft de este año puede generar muchas sorpresas con sus primeras elecciones debido a lo abierto que está entre las futuras estrellas. Un novato, un chico problema, un internacional y un joven con un apellido de mucho peso se pelean esa primera elección en medio de la incertidumbre de saber cuándo se reanudará la temporada de baloncesto profesional. Esto debido a que la NCAA, instituto encargado del deporte universitario, canceló el resto de la temporada deportiva. Es decir, los prospectos para la NBA tuvieron un poco más de 30 partidos para mostrarse en cuanto a los que participan en dicho torneo. El denominado “combine” junto con la lotería del draft, ambos a realizarse este mes de mayo en Chicago, fue postergada debido a la cuarentena obligatoria en los Estados Unidos, aún sin nueva fecha. Sin embargo, la fecha donde los novatos lucen sus mejores galas para ascender a la NBA es aún el 25 de junio.  

LOS PROSPECTOS

 (Foto: Getty Images) 

A diferencia del año pasado donde Zion Williamson, novato de Duke era el favorito desde sus juegos en la NCAA, este año se está llevando muchos nombres a la mesa para ser el número uno y un contrato millonario bajo el brazo.

ANTHONY EDWARDS

Anthony Edwards es el novato mejor posicionado para llevarse ese puesto, además de que llegaría a los Golden State Warriors por la mala temporada que tuvieron. Durante su primer y único año en la Conferencia del Sureste con los Osos de la Universidad de Georgia fue segundo en tiros de campo anotados, quinto en triples de la conferencia y tercero en puntos por partido. Da las referencias de la explosividad y poderío del alero de 19 años. Además, siendo un novato, lograría ser el primero en la historia de su alma mater.

JAMES WISEMAN

El inmediato perseguidor y más alta competencia es James Wiseman, pivot de 19 años que debido a problemas extra cancha llegó a estar en 3 partidos con los Tigres de Memphis para luego prepararse por su cuenta para llegar a la NBA. Es un gran prospecto debido a sus números en la preparatoria de Chino Hills en California, que le valieron el premio del Jugador del Año otorgado por una marca de bebidas hidratantes en Estados Unidos para la temporada de 2018-2019. Con promedio de 25 puntos partido, 2.16 metros de altura, dan cuenta de una explosividad y portento físico que pueden sorprender a la NBA. La última vez que un joven saltó de la preparatoria al profesional siendo el elegido número uno del draft hay que remontarse hace 16 y 17 años, los últimos fueron Dwight Howard LeBron James respectivamente.

KILLIAN HAYES

El Internacional francés que puede ser la sorpresa y colarse a los primeros puestos de este draft es Killian Hayes. Desarrolló su juego en Francia y Alemania donde actualmente se desempeña como base donde promedió 11,6 puntos, 5,4 asistencias, 2,8 rebotes y 1,5 robos, a lo largo de 33 partidos en las diferentes competiciones de su equipo (BBL, Eurocup y Copa Alemania) esta temporada. Es un joven con mucha trayectoria y un futuro prometedor, con la sub 16 de Francia llegó a ganar el Eurobasket mientras que al año siguiente fue subcampeón del mundo y formando parte del Quinteto Ideal del certamen. Promedió 16,1 puntos, 3,6 rebotes, 3,3 asistencias y 2,7 robos en dicho torneo. 

LA ESPERANZA LATINA

LEANDRO BOLMARO

El único latinoamericano con posibilidades reales de estar dentro de la ronda inicial es el argentino Leandro Bolmaro, escolta de 2 metros jugador del Barcelona Lassa, equipo de baloncesto de la institución culé. Él hizo una jugada inteligente el año 2019, retirando su nombre a último momento para causar polémica y ahora tener puestas las miradas de los equipos por su calidad. Es un joven de 20 años que se adapta muy rápido al juego, demostrado en el Barcelona B, en el que promedió 10,4 puntos, 3,1 rebotes y 2,7 asistencias en 33 partidos. Para luego pasar al primer equipo donde jugó  13 partidos con el Barcelona, con una media de 4,4 puntos en 13 minutos en la ACB (7 juegos) y de 1,8 tantos en 9,2 minutos en la Euroliga (6 juegos). Además de tener en su currículum ser canterano del Bahía Basket argentino, cuna de los más grandes basquetbolistas del país, con el plus de haber sido entrenado por el hermano de Manu, Leandro Ginobili. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *