Sandra García, gimnasta seleccionada nacional y diseñadora industrial

Deportes

Una historia que demuestra que el deporte y la universidad pueden ser grandes aliados.

Por: Paola Parra.

“Lo has hecho tanto tiempo que siempre vas a ser deportista, siempre vas a ser atleta, siempre vas a ser gimnasta. Y es algo que siempre voy a llevar en el corazón.”

Foto: @san_dygarcia16

Sandra García, gimnasta y diseñadora de 24 años, nos contó cómo ha sido su experiencia como alumna del Tec de Monterrey y deportista a nivel nacional.

Sandy practica gimnasia artística desde los 3 años, ha sido medallista en diversos campeonatos nacionales. Fue parte de la selección nacional de gimnasia del 2010 a 2017 representando a nuestro país en torneos internacionales incluyendo la Copa del Mundo en Hungría. Por otro lado, nuestra gimnasta estudia diseño industrial en el Tec de Monterrey Campus Estado de México y se encuentra en 8° semestre, a punto de graduarse. Ha desarrollado proyectos para varias empresas como e3 Display, Herman Miller, Treasury en conjunto con Beringer, entre otras.

¿Qué te inspiró a practicar gimnasia desde pequeña?

“Desde siempre he sido una persona hiperactiva, siempre tengo que estar haciendo muchísimas cosas y mis papás querían canalizar toda esta energía hacia un deporte. Mi hermano practicó fútbol americano y mi hermana gimnasia. Cuando yo tenía 3 años acompañaba a mi mamá a todos sus entrenamientos y a mí me llamaba muchísimo la atención estar ahí con mi hermana viéndola y a todas las gimnastas haciendo cosas. Yo creo que a partir de eso me enganché mucho con el deporte y la gimnasia, así que desde ahí empecé.”

Por otro lado, ¿por qué elegiste la carrera de diseño industrial?

“Me considero una persona muy creativa y siempre me ha gustado mucho dibujar, desde pequeña. Me di cuenta que con el diseño industrial tú puedes cubrir las necesidades de las personas, de la sociedad, del usuario y creo que es algo increíble el poder ayudar desde lo que tú estás haciendo, ya sea un objeto, un servicio, yo  creo que eso es lo que más me llena del diseño.”

¿Cómo ha sido para ti combinar estas dos disciplinas?

“La verdad es que yo creo que es de las cosas más difíciles que he hecho, pero a la vez sencillas, porque es algo que me apasiona. Yo elegí la gimnasia y elegí ser diseñadora industrial, entonces hacer dos cosas que me encantan es increíble y me llena completamente. Creo que lo que más me ha ayudado es ser organizada y tener un equilibrio, tengo que hacer tarea, tengo que ir a entrenar 4 horas y un traslado de una hora o dos; pero también los fines de semana quiero descansar, quiero ir al cine, salir con mi hermana, estar con mi familia.”

En la parte del cansancio si ha sido muy complicado porque las dos cosas son de alto rendimiento. Nuestra carrera demanda muchísimo tiempo y también estar en gimnasia. Perfeccionar lo que tú hagas para llegar al mejor resultado”

¿Alguna vez pensaste en renunciar a alguna de tus pasiones por enfocarte en la otra?

“Sí, hubo un momento en el que el horario de la escuela no empataba con el de mis entrenamientos, que es Podium Gymnastics.[…] El año pasado tomé la decisión de retirarme de la gimnasia y fue complicado porque justo está la parte de tus pasiones y elegir cuál quieres más porque hay un momento en el que tu cuerpo y tu mente te piden estar bien. Y es lo más importante, estar bien contigo mismo, con tu salud mental, físicamente… todo va de la mano.”

¿Qué papel han jugado tus familiares y amigos en tu vida respecto a la universidad y el deporte?

“La gente que ha estado conmigo realmente es mi equipo y yo creo que sin un equipo no puedes llegar a ser la persona que eres el día de hoy. Mis amigos siempre han estado ahí para mí, en mis momentos malos, en mis momentos buenos y también ellos me han ayudado a decir ‘ok, ahorita estás en la escuela, están enfocada en esto, o tienes que divertirte, tienes que relajarte aquí y no estar pensando en el entrenamiento’, eso también me ha ayudado a no saturame.

Mi familia ha sido clave para mí, como deportista, como profesionista, y también como la persona que soy el día de hoy. Sé que no estaría aquí sin ellos y los amo con todo mi corazón. Me han ayudado a crecer y dar lo mejor de mí.”

¿Qué enseñanzas te ha dejado el deporte que hayas aplicado en tu vida universitaria y viceversa?

“Cuando empecé a practicar gimnasia no sabía lo que iba a ser para mí; fue un deporte que me ayudó a crecer como persona y como deportista. Me ayudó a ser disciplinada, resiliente, persistente, muy fuerte física y mentalmente, y son cosas que he llevado a mi carrera, al diseño. El diseño es estar intentando e intentando, por ejemplo, vas a hacer un prototipo con un concepto e igual el material que estás utilizando no te funciona y tienes que ver otro y probar otro prototipo porque no te quedó bien, o porque no se ve bien estéticamente o porque no es funcional. Entonces es ir intentando hasta llegar a tu objetivo.”

El diseño y la gimnasia, son muy perfeccionistas; tienes que dar lo mejor de ti y estar atento a los detalles. De los dos lados lo he complementado y me ha ayudado muchísimo.Yo creí que el diseño y la gimnasia eran muy diferentes, pero no, ambas se complementan muy bien y afortunadamente llegué a todo esto, a ser gimnasta y diseñadora.”

¿Qué ve Sandra en su futuro en estos dos ámbitos?

“Yo creí que por salirme de la gimnasia ya no iba a ser deportista, pero algo que me acuerdo mucho que me decía mi último entrenador, Antonio Barraza, fue que ‘lo has hecho tanto tiempo que siempre vas a ser deportista, siempre vas a ser atleta, siempre vas a ser gimnasta.’ y es algo que siempre voy a llevar en el corazón. Todas estas enseñanzas y aprendizajes los voy a llevar a mi vida, como diseñadora industrial. Yo no me considero una diseñadora talentosa, sin embargo me considero muy trabajadora y es algo que me enseñó la gimnasia. Pienso seguir trabajando para llegar a ser de las mejores diseñadores industriales en México e internacionalmente. A mí me encantaría estar en exhibiciones en otros países o tener mi estudio de diseño, mi despacho o emprender algún negocio también respecto al diseño industrial.”

Vía: @sandragarvi1

Sin duda alguna Sandy es un ejemplo de perseverancia, fortaleza y que rendirse no es una opción si se quiere lograr algo en la vida, ya sea en lo deportivo o en lo académico.

¿Tú que estás haciendo hoy para cumplir tu sueño de mañana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *