Peres Jepchirchir y Mo Farah rompen récords mundiales

Deportes

Foto: EFE/ABC

Escrito por: Juan Carlos Martínez Aguilar

La atleta keniana Peres Jepchirchir y el británico Mo Farah hacen hazañas al romper récords mundiales en pruebas de atletismo.

El mundo del atletismo sigue dando de qué hablar, después de conocer la hazaña hecha por Eliud Kipchoge, que corrió un maratón en la ciudad de Viena el pasado octubre en menos de dos horas. Ahora dos récords mundiales fueron rotos durante el fin de semana en las ciudades de Praga y Bruselas, mostrándonos que cada día el cuerpo humano es capaz de superar cualquier prueba con dedicación y esfuerzo.

La keniana de 26 años Peres Jepchirchir corrió el medio maratón exclusivo para mujeres (21.097 km) con un tiempo de 1 hora, 5 minutos y 34 segundos el pasado sábado en la capital checa; convirtiéndola en la mujer más rápida en dicha prueba, avalada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés), rompiendo así, el récord que pertenecía a la etíope Netsanet Gudeta, la cual lo había corrido en 1 hora, 6 minutos y 11 segundos. La marca deportiva alemana Adidas, que patrocina a la corredora keniana, puso a prueba sus nuevas zapatillas de running que prometen competir con Nike por el mercado del atletismo.

A su vez el británico Sir Mohamed Farah demuestra que está lejos del retiro al volver a la pista, fijando un nuevo récord del mundo de la hora, evento que se realizó en la capital Belga, en la sexta parada de la Liga de Diamante, en una de las pruebas más importantes para los competidores de atletismo élite que se celebra año con año. El atleta de origen somalí corrió un total de 21.330 metros en 60 minutos a un paso de entre 1.07 y 1.08 minutos por kilómetro, batiendo el récord que sostenía el etíope Haile Gebrselassie que en 2007 consiguió al recorrer 21.285 metros. 

Se espera que Mo Farah vuelva a las pistas olímpicas el otro año en los Juegos de Tokyo 2020 para defender por segunda ocasión su oro olímpico en las pruebas de 5,000 y 10,000 metros conseguidos en Londres 2012 y Río 2016. Con cada vez más récords rotos, ¿será una prueba de la evolución humana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *