Liverpool campeón. 30 años después, nunca caminaron solos.

Deportes

Escrito por: Luis Fierro

Foto: Twitter @LFC

1990, año del último título liguero de Liverpool, cuando la liga inglesa todavía ni siquiera adoptaba su formato actual ni recibía el nombre de Premier League. Tuvieron que pasar más de 30 años para que finalmente los aficionados del equipo pudieran soltar nuevamente el grito que tenían ahogado desde hace tanto tiempo; luego de su victoria 4-0 sobre Crystal Palace, y la derrota de Manchester City contra el Chelsea 1-2, los dirigidos por Jürgen Klopp se convirtieron en campeones faltando 7 jornadas por disputarse. 

En años anteriores se habían quedado muy cerca de la hazaña. En 2014, una lucha reñida por el título en la que figuraban Chelsea, Manchester City, y Liverpool; terminó en tragedia para los aficionados reds, cuando el equipo dejó ir la ventaja que tenía en esa carrera con un trágico evento que quedó en la memoria de los aficionados. Su derrota ante Chelsea, con una jugada marcada por el tropiezo del capitán, Steven Gerrard, significó que Liverpool no lograra sumar los 7 puntos que necesitaban para asegurar el campeonato, y que Manchester City, otro de los punteros, se hiciera con el título.

El torneo pasado también dejó un sabor amargo en los aficionados de Liverpool, ya que, a pesar de haber firmado la mejor temporada de su historia, no lograron levantar el trofeo porque, nuevamente, los citizens hicieron una mejor temporada que ellos. El equipo de Manchester terminó con 98 puntos; los reds con 97. Incluso Pep Guardiola, técnico de los sky blues, declaró que Liverpool “es el mejor rival que he encontrado en mi carrera”.

El fútbol es tan lindo que este día le dio a Liverpool aquello que había estado luchando por conseguir desde hace tanto tiempo y, nuevamente, estuvieron involucrados Manchester City y Chelsea. Curiosamente, la jugada que abrió el marcador para los blues, fue muy similar a la que le arrebató el título a los reds hace 6 años. Un error en el mediocampo de Mendy terminó en gol de un avivado Pulisic que robó el balón y venció a Ederson en el 1 contra 1; tal y como Ba fulminó a Mignolet en 2014 luego del mal control de Gerrard.

Hoy, jueves 25 de junio, la historia cambia. Aquel aficionado que nunca dejó de creer; que soportó las burlas de los rivales; que sufrió cuando vio a su capitán caer; que fue testigo de como la mejor versión de su equipo no logró hacerse con el título; que vivió con incertidumbre la suspensión temporal del torneo por el coronavirus; que nunca dejó a su equipo caminar solo… hoy, todo eso queda atrás. Hoy puede estar orgulloso de jugadores, cuerpo técnico, y de todas las personas que hay detrás de esta maravillosa hazaña; todos se convierten en leyendas y sus nombres quedarán grabados en la historia. Hoy la afición puede gritar a todo pulmón, ¡LIVERPOOL ES CAMPEÓN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *