La conferencia americana vs la conferencia Nacional

Deportes

El fin de semana tuvimos las dos finales de conferencia en la NFL. De esta manera queda definido el último encuentro de la temporada, el 7 de febrero en el Raymond James Stadium. ¿De dónde viene este clásico juego? ¿Por qué se enfrentan dos campeones?

La historia de la NFL se remonta a más de cien años atrás, en 1892, teniendo sus primeros antecedentes profesionales en ligas regionales del este de los Estados Unidos, sobre todo en el estado de Pensilvania, ya que expandieron su popularidad hasta la creación de nuevas ligas independientes en los estados de Ohio y Nueva York. Ante la existencia de estas ligas locales y algunos juegos práctica que se hacían entre equipos de diferentes estados, se tuvo la visión del dueño de los Rochester Jeffersons, Leo Lyons, de crear una liga nacional; una donde pudiera competir económicamente y mercadológicamente contra la representante del deporte más popular en los Estados Unidos: la MLB. La fusión de ligas regionales se terminó en 1920 (Un par de años después de finalizar la Primera Guerra Mundial, la cual impidió la creación y unión durante su desarrollo.)

Es así como adoptan el nombre de American Professional Football Association, con una temporada inicial de once equipos. Al año siguiente se decidió cambiar el nombre al que hoy conocemos como la National Football League o NFL.

La NFL creció y se expandió más allá de la costa este de los Estados Unidos. Llegando al centro del país a estados como Colorado y a la costa Oeste en California. Para 1958 Lamar Hunt, empresario texano, presentó su interés por comprar la NFL; ante la negativa de la liga, Hunt procedió a ambiciones más chicas y trató de adquirir a los entonces Chicago Cardinals, equipo con mayor longevidad en la liga. Este acto fue negado de igual manera, ya que, el Hunt los quería llevar a la ciudad de Dallas; cosa que la liga no le permitió.

Lamar sin más opción al ser rechazo por la NFL, decidió crear su propia liga, la American Football League o AFL que rápidamente se posicionó para competir en muchos niveles como infraestructura, valor monetario y calidad de juego en contra de la NFL. Esto debido a la innovación y visión centrada en la evolución del juego y la sociedad inclusiva.

Las principales novedades que la AFL trajo fueron la instalación de un reloj para los aficionados, las sustituciones libres, que facilitaban un juego ofensivo mucho más aéreo y dinámico, dejando de lado la vieja escuela del juego terrestre y de fuerza más como un complemento o recurso en vez de un medio para anotar puntos; pero sobre todo la mayor diferencia, con respecto a su competidor, fue la inclusión de jugadores correspondientes a las minorías raciales. La AFL fue la primera de las dos ligas profesionales en abrirse a la erradicación del racismo: tomando acciones diferentes en contra de este. En principio para su Draft incluyó universidades y jugadores que históricamente eran marginados por la NFL a causa de ser negros o hispanos (no blancos). Lo cual permitió que estos mismos pudieran ocupar posiciones como la de Quarterback o Linebacker que llegaron a ser prohibidas por motivos tan absurdos como el decir que estas eran de líderes o de gente que tenía que pensar para ocuparlas.

La batalla por entregar el mejor producto al aficionado llevó a ambas ligas a una pequeña guerra fría, donde la NFL apostó por inflar los salarios de jugadores y la AFL por la evolución del juego. Cada una con sus ventajas y desventajas se dan cuenta que fusionarse podría ser el mejor camino para el juego y por supuesto para el bolsillo de los dueños.

Es así como en 1966, el 8 de junio se anuncia la fusión de ambas ligas. Con dicha fusión se cambia el nombre de ligas a conferencias, donde se acuerda que a final de temporada cada una de estas tendrá un campeón y será su representante en el juego definitivo, que acuñaría el nombre de Super Bowl en su edición número tres en el año de 1969.

Ahora, después de cincuenta y cinco ediciones viviremos un duelo histórico, la juventud y dinamismo de Patrick Mahomes y sus Kansas City Chiefs viajarán a Tampa Bay buscando defender su corona en contra de toda una ciudad encabezada por el mariscal de campo con más victorias en la historia de los Super Bowl, Tom Brady. Una metáfora perfecta del pasado contra el futuro.

¿Ganará la veterana conferencia Nacional o la novedosa conferencia Americana?