Alas cerradas reafirman su valor en el mercado

Deportes

La posición de ala cerrada ha evolucionado drásticamente, convirtiéndose en una de las más exigentes y versátiles en el fútbol americano. En días recientes, dos de los mejores equipos de la liga, han acordado contratos históricos con jugadores de su posición.

Fuente: NBC Sports

Escrito por: Emanuel Sánchez

El pasado 13 de agosto, la franquicia de San Francisco y George Kittle negociaron un contrato de 75 millones de dólares por 5 años, es decir, cada temporada recibirá 15 millones de dólares. De esta manera, el jugador de 23 años se convirtió en el ala cerrada mejor pagada de todos los tiempos, superando el contrato de Austin Hooper con Cleveland.

Kittle fue seleccionado en la quinta ronda del draft del 2017, en el cual brillaban los nombres de O.J Howard, Evan Engram y David Njoku; por lo que no tuvo reflectores en su llegada a la liga. Sin embargo, demostró su gran habilidad como receptor, liderando a su equipo en recepciones, yardas recibidas y anotaciones por dos años consecutivos, también lideró la liga en yardas recibidas en la temporada 2018. Además, se caracteriza por ser uno de los mejores bloqueadores en la NFL. Sin duda, sus habilidades y liderazgo lo han llevado a ser pieza fundamental en el esquema ofensivo de Kyle Shanahan y obtener el mejor contrato para un jugador de su posición.

Horas después de la extensión de Kittle, los Kansas City Chiefs dieron un golpe de autoridad, extendiendo a Travis Kelce por 57.4 millones de dólares durante 4 años, de esta manera, permanecerá en la franquicia hasta el año 2026, debido a que su pasado contrato expira hasta el 2022. Con este acuerdo, Kelce se convirtió en el segundo ala cerrada mejor pagado de la historia.

La edad de Kelce no parece ser problema, a sus 30 años de edad, jugó una de las mejores temporadas de su carrera, siendo el mejor ala cerrada en yardas recibidas de la campaña pasada. Una de las claves de la exitosa carrera del jugador convocado 5 veces al Pro Bowl, es su gran forma física, en las últimas 6 temporadas, solamente ha perdido un partido. En caso de conseguir más de 1000 yardas en la siguiente temporada, Kelce pasaría al libro de los récords como el primer ala cerrada con 5 temporadas de al menos 1000 yardas recibidas. No cabe duda que estamos ante un jugador que sigue haciendo historia y los “Jefes” acertaron en firmar a un posible futuro integrante del salón de la fama.

Sin duda, la NFL está cambiando, junto con el valor de los jugadores en el mercado, en este caso, la posición de ala cerrada. No sólo con los contratos de Kittle y Kelce, también con Rob Gronkowski (Tampa Bay Buccaneers) y Austin Hooper (Cleveland Browns), quienes llegaron a un acuerdo con sus respectivos equipos en este mismo año. Es fácil darse cuenta de la importancia que han ganado, cuando la diferencia del salario anual entre el ala cerrada mejor pagado de la campaña pasada y la actual es de 6 millones de dólares.

¿Quién merece el siguiente gran contrato?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *