Recortes de presupuesto y cómo te cortan las Alas

Arte y Cultura

Escrito por: Redacción Arte y cultura PICO

Entendemos como patrimonio cultural a esa herencia del pasado que conservamos en el presente, nos sirve no solo para conocer nuestra historia sino también para relacionarnos emocionalmente con el lugar del que venimos; es una fuente de experiencia para rescatar lo valioso, desechar lo que nos detiene y recordar lo que nos une. En México, existe un organismo encargado de velar por esto que es tan importante para las personas: La Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete” o, por sus siglas, la ENCRyM.

La ENCRyM pertenece al Instituto Nacional de Antropología e Historia, y se encarga de la formación de especialistas en la restauración, investigación y difusión del patrimonio cultural, convirtiéndose -desde 1968- en un referente latinoamericano de la restauración y la museología. Desgraciadamente, como consecuencia de las políticas de austeridad y redistribución del gobierno de la 4t, la ENCRyM corre el riesgo de perder hasta el 88% de su presupuesto, comprometiendo no solo a la institución en sí misma, sino también al patrimonio cultural de nuestro país, pues no existirían condiciones básicas para llevar a cabo muchas de las tareas encabezadas por ella, sin posibilidad para comprar insumos, material, pagar a ciertos profesores, procurar el mantenimiento de las instalaciones y otras cosas que requieren del presupuesto para poder llevarse a cabo.

Los recortes a la cultura bien se podrían justificar en el contexto de la pandemia, pero es importante entender que no son algo nuevo, del 2018 al 2019 se disminuyó el presupuesto destinado a la cultura en aproximadamente un 4%, se eliminaron o “suspendieron” programas de becas para incentivar la creación de arte y otras producciones culturales,  y se recortaron recursos para eventos de difusión cultural.

Si el gobierno en turno termina por demostrar que no tiene interés alguno en las producciones culturales y lo que representan para nuestro país, lo mínimo que podríamos esperar es un reconocimiento de la dignidad de las personas que se dedican a esto. Las y los artistas no viven de aplausos, las personas de tramoya no comen escenografía, producción, las personas de restauración tienen gastos de salud. Si no amamos la cultura que llevamos dentro, al menos hay que amar a los que la crean y la preservan.

Magdalena Castañeda, miembro de la institución nos respondió para PICO las siguientes preguntas:

¿Qué impacto tendría a corto, mediano y largo plazo el recorte de presupuesto en su área de investigación?



El recorte a corto plazo limita las actividades académicas de carácter práctico que se desarrollan en la Escuela de Conservación, Restauración y Museografía del INAH, con los estudiantes, peligra la intervención de patrimonio cultural que se tenía planeado y que permite la obtención de competencias a los estudiantes. Además limita el funcionamiento mismo de la Escuela de Restauración, se habían planteado objetivos en programas para fortalecer la investigación, consolidación académica y docente en el área de educación a distancia, atender los laboratorios, apuntalar el área de difusión y publicaciones entre algunos otros, sin embargo hasta la fecha no se han validado ninguno de los proyectos de financiamiento y ante los recortes establecidos desde la SHCP, el INAH no sabe cuáles de ellos podrán mantenerse o quedarán permanentemente suspendidos.

A mediano y largo plazo la aceptación de este tipo de recortes impactará en el cumplimiento de las actividades sustantivas del INAH como institución que se encarga de la salvaguarda del patrimonio cultural.

¿Qué efectos negativos tendría, a nivel social y cultural, el dejar de impulsar y promover su área de investigación?



La Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía es el centro de educación superior en materia de conservación del patrimonio cultural de mayor tradición en México, fue la primera  creada como parte de las actividades sustantivas del  INAH, una de las instituciones de cultura más importantes en México. Se trata de un centro de alta especialidad que imparte sus programas educativos, de forma gratuita para los mexicanos; El ingreso de estudiantes es anual y para ello se hace una selección rigurosa. La ENCRyM está encargada de la formación de profesionales dedicados a la conservación y difusión de patrimonio cultural.

Su impacto social es amplio y operamos con el compromiso de atender comunidades que requieran la intervención de su patrimonio cultural. En el programa de la Licenciatura en Restauración anualmente se trabajan más de dos mil piezas, lo que nos hace la institución que más investiga y restaura patrimonio cultural en México. Se hace un gran esfuerzo para obtener los mejores resultados posibles con un presupuesto limitado, sin embargo ante los recortes y la visión política actual ante la cultura, el trabajo que se desarrolla parece no ser valorado ni reconocido en su correcta dimensión.



¿De qué manera puede apoyar la población en general a la causa?



Nuestro objetivo es visibilizar el trabajo que se realiza desde nuestra institución para que la población nos conozca y se acerque a nosotros. Estamos comprometidos con la conservación del patrimonio mexicano, y nuestro interés es dar un mayor servicio al país junto con nuestros estudiantes, en su mayoría los especialistas que se han dedicado a trabajar los sitios dañados por el sismo son egresados de la Encrym.

 Nos pueden ayudar alzando la voz para evitar que la cultura siga siendo menospreciada en nuestro país, el INAH realiza actividades sustantivas que ayudan a la preservación del patrimonio que nos otorga identidad. Los estudiantes y docentes de la Encrym hemos lanzado una convocatoria hacia la comunidad de la escuela y la sociedad civil para que comparte en redes una experiencia que haya tenido con nuestra institución y de es forma de muestre la importancia de la Escuela para nuestra nación, les pedimos que nos ayuden a compartirla.



¿Qué le diría a los jóvenes para que conozcan la importancia de su petición y se involucren?



La educación de calidad es un derecho que tienen todos los jóvenes en nuestro país. La posibilidad de investigar y trabajar con vestigios del pasado de nuestras propias comunidades permite que se desarrollen socialmente desde muchas perspectivas y que el impacto de sus acciones sea benéfica para la conservación de las mismas, además de ser un empuje para su desarrollo.

Somos un centro de educación superior que ofrece programas académicos que alta especialidad en el rubro de la conservación restauración, contamos con 1 licenciatura, 3 maestrías, 1 especialidad y próximamente un programa de doctorado. Somos una opción para los jóvenes que busquen desarrollarse en el área de la conservación del patrimonio. Ofrecemos programas que desarrollan competencias a partir del trabajo directo con patrimonio cultural mexicano. Es momento en que miremos aquello que nos da identidad como mexicanos actualmente y hagamos lo necesario para conservarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *