Muerte en el jardín de la luna: Martín Solares en “Lecturas, voces e ideas”

Arte y Cultura
Fuente: Facebook de la FIL Monterrey

La novela policiaca inspirada en la Francia de 1927, Muerte en el Jardín de la Luna, escrito por Martin Solares, tiene origen en un sueño que tuvo el autor. Descubre aquí la charla que tuvo con el poeta José Eugenio Sánchez durante el programa #LecturasVoceseIdeas de la FIL Monterrey.

Escrito por Erandi Mayela Ramírez Meza

El pasado 13 de octubre del presente año se llevó a cabo la presentación del libro Muerte en el Jardín de la Luna, escrito por Martín Solares, en el programa “Lecturas, Voces e ideas”. Dicha presentación fue transmitida en vivo a través de las redes sociales de la Feria del Libro Monterrey.

Martín Solares es un editor, ensayista y narrador nacido en Tampico, Tamaulipas. Estudió un doctorado en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos en la Universidad La Sorbona ubicada en París y ha sido acreedor de varios premios; como el Premio Nacional de Literatura Efraín Huerta 1998 por la novela El centro de la ansiedad, el Premio Nacional de Cuento Infantil Juan de la Cabada 2008 por Monstruos y el Premio Bellas Artes de Ensayo Literario José Revueltas 2016 por Teoría de los tigres y otros peligros que acechan al escritor de ficciones. Un ensayo sobre el arte de contar. 

En esta ocasión la FIL Monterrey tuvo el gusto de tenerlo junto con el poeta José Eugenio Sánchez para la presentación de la segunda entrega de su trilogía, Muerte en el Jardín de la Luna, la cual narra una nueva aventura policiaca del detective Pierre Le Noir en la Francia de 1927. Dicho libro salió a la venta este año y en esta plática se pudieron conocer los insights e inspiraciones que llevaron al autor a escribir dicha novela.

Desde el comienzo de la sesión ambos escritores se encontraban muy motivados para la presentación del libro, según ellos mismos comentaban, son grandes amigos y los dos estaban felices de la publicación. La presentación comenzó con una reflexión donde José Eugenio le preguntó a Martín su punto de vista sobre el futuro de las novelas y de la gente que las escribía, a lo que este último contestó que él creía que el mayor enemigo de esto son las redes sociales, pues ahora en lugar de invertir tiempo a la lectura o a otro tipo de esparcimientos, las personas consumen su tiempo en las redes sociales. De la misma manera comentaba que: “Va a haber un punto donde nos vamos a saturar y el mismo cuerpo va a exigir que regresemos a leer”.

Seguido de esto el escritor comentó que, para poderle dar su lugar y presencia a los surrealistas, de los cuales habla en su libro, tenía que hacer una fuerte investigación sobre ellos, empaparse de su vida e historia. Expuso que se dio cuenta que “no tenía derecho de hablar de los surrealistas si no conocía a fondo lo que cada quien había aportado a la pintura, a la historia, al arte, etc”. De hecho, señaló que el primer borrador lo escribió en un mes, solo para releerlo una semana después y darse cuenta que no funcionaba, entonces se tardó 15 años en reescribirlo todo, para investigar de manera natural la vida de estos personajes surrealistas. De esta forma comenzó a acumular decenas de libros de ellos, de sus ídolos, para hacer el mejor trabajo posible.

Con emoción, también habló sobre su necesidad de que desde la primera palabra tuviera un impacto en los lectores, que empezara a resonar en ellos, que cada palabra valiera mucho la pena, los sacara de su realidad mexicana para realmente transportarlos al Paris de 1927.

Previamente reveló, que se inspiró para escribir la novela en una pesadilla que tuvo donde un monstruo le pedía contestarle en francés, entonces fue ahí donde pensó: “si ya estaba soñando en francés, ya podía escribir una novela de Paris”.

Asimismo, piensa que, aunque sean trilogías, los libros deben poder disfrutarse individualmente, que se puedan leer por separado y que cada tomo pueda leerse sin necesidad del otro, es con esta filosofía que escribió sus obras.

Para cerrar la presentación del libro, Solares contó que dentro de la elaboración de su novela, confrontó varias maneras distintas de entender la libertad, ya que este concepto era muy importante para los surrealistas, por un lado está la gente que le apuesta a la libertad artística y por otro, gente que es capaz de atacar a un país con tal de defender su libertad. En este sentido, dentro de su obra, hay varios personajes que defienden su libertad, todos a su manera; algunos escribiendo poesía y otros asesinos, cada uno divido por su idea de libertad, concluye el escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *