Saltar al contenido principal
Secciones
Arte y Cultura

Libre y Loca: el podcast de los temas íntimos universales


Fuente: https://robertawoodworth.com/podcast/

Libre y loca el podcast creado por Roberta Woodworth surge con la necesidad de ahondar en reflexiones existenciales que buscan el crecimiento personal, así como empatizar honestamente con las personas.

Escrito por Erandi Mayela Ramírez Meza

Libre y Loca es el podcast donde podemos escuchar todo eso que a un ser humano le pasa, que en algún momento siente o piensa, pero por alguna razón no se habla de ello o no se dice, y todo esto de una manera honesta. Su creadora es Roberta Woodworth, estudia Mercadotecnia y Comunicación, está a punto de graduarse y tiene 24 años. Su vida en internet comenzó hace siete años con un blog de moda que tenía donde compartía su amor por la moda, y fue justo por ese blog que se dio cuenta que lo que realmente le gustaba era escribir; empezó a escribir desde chica, en la secundaria y en la prepa aunque no compartía lo que escribía, fue hasta hace tres años que por una catarsis personal, según sus mismas palabras, comenzó a escribir poesía.

Sus obras abarcan temas o textos íntimos universales, de acuerdo a como ella los describe,  ahondan en reflexiones existenciales que buscan el crecimiento personal y gracias a que quería darle una explicación a estos textos es que decidió empezar el podcast. En sus propias palabras ella explica: “yo llevaba año y medio escribiendo y sentía que tenía que hablar de la inspiración detrás de ese texto, porque al final todos recibimos cualquier información audiovisual desde nuestro contexto”.

Sobre su propio proceso de creación del podcast, el que cumple un año de su lanzamiento este mes, Roberta comenta: “lo que pasó con los textos es que yo los empecé a compartir en una página en Facebook y de pronto se viralizaban, llegaban a un millón de personas, y veías los comentarios y la gente etiquetaba a sus amigos, compartía los textos y era como de me siento igual o sea esta persona está como pudiendo descifrar mis sentimientos. Entonces, a mí en mi proceso personal de catarsis, primero que nada me dio perspectiva, me hizo entender que claramente no era el único ser humano que sentía la tristeza como yo la estaba sintiendo, ni sentía el amor como yo lo había sentido, ni sentía la felicidad como la podía llegar a sentir, que no era el único ser humano que a lo mejor fantaseaba con cursilerías o fantaseaba con caprichos o reproches o dudas o pensamientos muy existenciales”.

Otra de las razones que la impulsaron a hacer este proyecto realidad fue que no encontraba las respuestas que buscaba en internet, nada parecía ser realmente empático. La creadora de Libre y loca comenta: “Entonces yo me di cuenta de que no encontraba el contenido que quería en internet, por ejemplo, en cuestiones de dejar ir te dan listas de bloquea, borra, enfócate en tus hobbies, y puedes hacer todo al pie de la letra y eso no te quita el hoyo en el pecho o que se te cierra la garganta” explica.

Asimismo, comenta que derivado a eso , a ella se le ocurrió empezar a hablar “del sentimiento de que se te cierra la garganta, de la poca motivación para levantarte un día, aunque parezca que todo está bien, y eso fue lo que resonó en mucha gente. Poco a poco como que la gente me escribía; es que me siento idéntica, es que no había encontrado algo que fuera como tan honesto o vulnerable o tan real, porque al final justo pienso eso de que no debería de ser visto nada más como vulnerable, si no como real, siento que quien se vulnera vive una vida mucho más honesta. Porque te vulneras a tus deseos, a tus sentimientos, a tus sentimientos hacia otras personas, a decir no estoy bien, necesito ayuda, no soy perfecto. Entonces te abres a buscar tu felicidad. Mientras más vulnerable más en contacto estés con esa parte de ti, actúas en un lugar en el que tienes un balance y una paz en tu vida” explica.

En cuanto a la línea editorial que ha tenido y los temas que ha escogido Roberta dice “poco a poco creo que los temas han estado ligados o van de la mano. Y así es como he ido haciendo los episodios, un poco en preguntas que surgen de episodios anteriores con temas que me parece que son relevantes para la sociedad en el momento. Cosas que me pasan o les pasan a mis amigos y dices: esto sería un buen podcast”.

Para la preparación de cada podcast la autora comenta que no existe una escaleta como tal si no que, “siempre he dicho que quiero partir de un punto para llegar a otro. Ese otro punto puede no ser una respuesta, puede ser otra duda, o puede ser un hasta aquí llegamos en esta reflexión porque no sé para dónde va, porque al final creo que muchas veces estos temas que toco en el podcast tienen mucho que ver con introspección o cuestionamientos, no siempre llegan a una respuesta, muchas veces llegan a otro cuestionamiento. Entonces lo que hago es: tengo un concepto, un tema del cual parto. Para mí me hago notas de que es lo importante o cuál es la cuestión de que vamos a hablar aquí, que vamos a analizar, y entonces busco información, siempre antes de grabar leo y veo documentales, y me educo un poco del tema. Siempre lo he dicho, al final yo estudié mercadotecnia y comunicación y este es mi espacio en el que reflexiono sobre cosas que me han pasado a mí y a personas cercanas y los comparto como un ser humano más”.

Otra de las cosas que hace a este podcast tan especial es su manera de conectar y empatizar con las personas. “Mucha gente me dice que es como escuchar a una amiga y de eso se trata. En ningún momento tengo ninguna clase de superioridad moral o psicológica respecto, a lo mejor yo he trabajado en mi proceso de desarrollo de conciencia y eso es lo que me ha servido y eso es lo que comparto. Eso es lo único que quiero hacer en ese espacio” afirma la escritora.

Respecto al futuro del podcast Roberta explica: “lo que quiero ahorita es empezar a buscar voces expertas en cada campo, ya había tenido invitados, siempre he invitado expertos, pero quiero invitar más expertos para profundizar en todas las aristas que se abren de cada uno de los temas que he hablado. Al final expandir los temas a un abanico mucho más amplio, mucho más detallado y de la mano de expertos que realmente puedan ayudar con procesos, mecanismos que te ayuden a aclarar dudas a alumbrar un poquito más el camino para todos los que como yo también estamos buscando respuestas”.

Al día de hoy Libre y Loca se escucha en Latinoamérica y varios países de Europa. Lo que ha creado a una comunidad en la gente tiene una meta muy específica que es evolucionar a su mejor versión.  Simplemente en las últimas semanas el podcast contaba con 8 mil seguidores y hoy en día son más de 60 mil. De esta comunidad Roberta opina: “me encanta que nos acompañemos todos en ese proceso porque yo aprendo así haciendo los episodios y aprendo hablando del tema y aprendo invitando gente y aprendo también leyéndolos porque cada quien lo toma desde su contexto y su perspectiva y al final todos estamos viendo cosas diferentes, todos tenemos edades diferentes. O sea, me llegan mensajes de personas de 40, 50, 60 años, de 25 de 15, y cada uno agarra la información y va y la pone en su contexto y en su realidad entonces es muy interesante”.

Referente a otros planes que la autora tiene confiesa: “Por otro lado, tengo la parte de la escritura que todavía hago y me encantaría publicar un libro. Ahorita estoy editando un poemario y me encantaría verlo publicado pronto y en una plataforma que pueda estar al alcance de toda esta gente.”.

¿Y de dónde sale este nombre tan particular para el podcast? Pues en realidad hay un gran contexto al respecto “Para empezar, mi motor de vida es la vida misma, es para dejarla vivida, no perfecta. La gente que vive una vida perfecta no es real, y la gente que vive una vida real no es perfecta, entonces hablando de Libre y Loca, precisamente yo creo que la vida es de la gente apasionada, de la gente libre, libre del juicio de los demás y por eso usualmente es la gente loca, es la gente que va contra la corriente, es la gente que tiene una manera diferente de hacer las cosas”.

Además comenta: “A lo largo de la historia y entrando desde un punto más atinado soy una mujer heterosexual cisgénero. Hablando desde ese lado como feminista y femenina, pues a las mujeres las han llamado locas, histéricas, brujas, sufragistas, divergentes, por tratar de hacer las cosas diferentes entonces al final usar tu voz para hablar de todo eso que te cuestionas, sin tabús, sin prejuicios, simplemente hacerlo porque crees que debes hacerlo pues tienes que estar un poco loco. Al final, vivimos una vida muy corta”

Sobre la vida, la autora afirma: “Hay un abismo antes de tu primer respiro y un abismo después del último, y esa lucecita en medio es la vida. No sabemos cuánto nos va a durar, nunca lo hemos sabido y nunca lo vamos a saber, así que yo quiero dejar mi vida vivida, que tenga que vivir lo que me toque vivir y tan apasionado como me toque hacerlo”.

De igual forma, “Lo único que no tiene remedio es la muerte y lo que no regresa es el tiempo. Entonces ¿por qué estar perdiendo tiempo que realmente es poco, y tenerle miedo a algo que, sí puedes cambiar, que puedes rehacer, que puedes volver a empezar?, Libre y Loca viene un poco de ahí, como de buscar esta parte, este balance, este punto en el que digas sí estoy un poco loca pero así están las cosas, pero estoy libre, esa es la idea” expresa la autora.

Actualmente Libre y Loca cuenta con 34 episodios y se encuentra en Spotify. También Roberta comparte algunos de sus escritos en Instagram en su cuenta donde la pueden encontrar como @therobertawoodworth.