Las redes sociales han fortalecido a las redes de artistas, entrevista con Ana Martínez

Arte y Cultura
Ilustración por Ana Martínez

Las redes sociales han posibilitado un intercambio y difusión en las obras de artistas jóvenes como nunca se había visto. Además, el confinamiento y ha permitido que se generen comunidades digitales de artistas jóvenes alrededor del mundo

Escrito por: María Fernanda Sandoval

Plataformas como Instagram han permitido que artistas de diversas partes del mundo entablen relaciones de compañerismo y diálogo. Para Ana Martínez, esta es una de las grandes ventajas de subir sus obras a internet. Ella administra una cuenta de Instagram en la que comparte sus ilustraciones con miles de personas. Esta cuenta, aunque inició como una manera de pasar el tiempo en el confinamiento, se ha convertido en una plataforma que le ha permitido encontrar su estilo propio y conectar con artistas de lugares como Estados Unidos, Canadá, Colombia, España, entre otros.

Ana comenta que el intercambio de conocimientos y experiencias entre artistas ha sido muy enriquecedor. En estas comunidades conviven ilustradores profesionales con cuentas de gran alcance y artistas medianos, o que apenas están comenzando a subir sus ilustraciones a Instagram. Además de compartir consejos, también se apoyan difundiendo las ilustraciones y las obras de quienes integran la comunidad, por lo que esto genera un ambiente de apoyo y aprendizaje enorme, particularmente para aquellos con cuentas nuevas.

Ana relata que muchas comunidades se reúnen en Discord para hacer streamings, hablar y ver películas. Estas dinámicas, aunque ya existían, antes de la pandemia, se han fortalecido pues todos están buscando conectar por medio de redes sociales. Gracias a los intereses en común, y las reglas establecidas por la comunidad, se generan vínculos estrechos con personas de distintos países. Recientemente, Ana recibió una postal con un dibujo de un joven tailandés/estadounidense, con quien interactúa y mantiene una amistad en Instagram.

Ilustración de Ana Martínez

Por otro lado, este fenómeno también modifica la manera en que estos ilustradores hacen arte. La retroalimentación de otros artistas, las colaboraciones y los diálogos que se dan a través de redes sociales tienen un impacto en los recursos y estilos que utilizan los ilustradores. En este sentido, sus obras son un reflejo del intercambio cultural que trajo la pandemia. Por ejemplo, en las ilustraciones de Ana se pueden ver elementos característicos del contexto mexicano, como puestos de tacos, cartones de jabón zote y pan dulce, al lado de íconos prestados del anime y la cultura japonesa. Estos puentes entre la vida urbana cotidiana y la vida digital generan ilustraciones eclécticas y muy dinámicas.

En definitiva, la virtualidad ha creado espacios de diálogo que no habrían podido surgir de otras maneras. Para Ana, estos espacios le han abierto las puertas para conocer a más ilustrados y mejorar como artista. Ahora espera que con todas las herramientas que tiene gracias a estas comunidades pueda crecer y consolidarse como una ilustradora con estilo propio.