Gabriela de Guevara de León; sus letras

Arte y Cultura

Gabriela Ladrón de Guevara de León. Mexicana nacida en la Ciudad de México. Doctora en Educación. Profesora-Investigadora en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Estudió BA in English en la Universidad de Londres. Narradora oral, escritora y amante de la literatura. Sus textos han sido publicados en antologías de cuento  y poesía. Próximamente publicará su libro de cuentos “La extraña vida diaria” y su poemario “Ciudad, Mujer en Movimiento” con Enero Once Editorial.

Encontrar mi voz: la autora habla

Apenas empecé a escribir. Durante toda mi vida he sido lectora, de hecho una lectora voraz, pero solamente en los últimos meses empecé a escribir. Soy una novata en este arte. Inicié porque quería escribir las historias y poemas que me gustaría leer. Este ha sido un proceso de redescubrimiento: siempre estuve segura de que tenía una voz fuerte y segura, pero nunca la había leído y mucho menos, escrito.


Escribir, en mi caso, es un proceso muy parecido al apasionamiento. Es como el amor una decisión constante, coherente y reflexionada. Es como el vendaval, me rodea, me quita el aliento y me despeina. Es el proceso que sigo cuando algo me apasiona. Por mi personalidad, me lanzo con todo en cada proyecto. Este taller me ha dado las herramientas necesarias para empezar a conocer mi propia voz como escritora.


Escribir, como mujer de mi tiempo, es todo un reto. Soy al mismo tiempo guerrera, maestra, creadora y constructora. Soy mi propia madre, mi propia hija. La escritura me permite volar, construir y ser. Mi propia esencia sale y flota. Me descubro y me redescubro. Implica ir contra lo que fui y reinventarme como mujer, como escritora y como lectora.

No ha ido un recorrido fácil, es un proceso de descubrimiento y redescubrimiento constante, de estudio, práctica, aplicación. Pero sobre todo, de escritura, escribir sin parar, continuar escribiendo hasta encontrarme. Y soy mucho más libre de lo que podía soñar cuando leía: mis lecturas son lo que otro seleccionarnos: editores, autores, editoriales. Son las ideas de otros, que pasaron la censura de alguien más. Cuando escribo, soy libre de escribir lo que yo quera, como yo quiera y desde el punto de vista que yo decida.
Además de ser un reto, es una fuerte responsabilidad: si yo estoy buscando mi voz, otras hermanas mías lo hacen. Si encuentro mi voz, otras mujeres también pueden encontrar la suya. Y hasta cierto punto, soy ejemplo de viva, de creación y de lucha. Por eso debe cuidar mis pasos, porque no son solos míos. Al escribir, me vuelvo, aún sin querer, modelo. Por eso, encontrar mi voz es una labor tan importante: canto, pero la música, la hacemos todas.


Gracias a este taller, pude tomar conciencia de quién soy como escritora, como mujer, como ser humano. En cada rol, soy yo misma, pero con una visión diferente, que me agrada y me motiva a crecer y evolucionar. Sigo siendo yo, pero en una versión mejor. Gracias.

La poesía de Gabriela

Mi poesía

Mis textos habitan en el desierto

vuelan y se envuelven en el hierro

apoyan   

sostienen

defienden

como su ama y señora los valoro, los defino

entiendo el pasado, creo el futuro.

Vendaval de conceptos, ideas y sentimientos

emociones desbordadas en las letras controladas

tinta que mancha, perdura y reclama

olores ahumados de paz, bien y lucha.

Sangre compartida, arma perfecta

arrasa y comunica, crea y cambia

permite mirarme, mirarnos todas

conocernos

                        reconocernos

únicas, completas, fuertes y bellas.

Amorosa

Te ama, te mira, te extraña

lleva envuelve llena.

es parte de ti recuerdo concreto

planes continuos y vida completa.

Te ve, te escucha, te tiene

respeta acaricia besa.

vive contigo pasado conocido

reflexiones unidas en canto perpetuo.

Acepta quién eres

une mente y cuerpo

eres tú, es ella

tu reflejo, su vida

única compañía constante

estrella fija.

Deja un comentario