El regreso a las pasarelas presenciales con Louis Vuitton

Arte y Cultura

Escrito por: Daniela Caldelas Sentíes

El pasado jueves 6 de agosto, la marca de lujo francesa Louis Vuitton, ofreció su primer desfile con público desde que los eventos masivos fueron cancelados a causa del COVID-19. Con el objetivo de presentar su nueva colección de ropa masculina, este evento marcó el inicio del regreso gradual a los desfiles de moda presenciales. Llevado a cabo en Shangai, China, esta pasarela mostró su colección primavera-verano 2021, llamada “Las aventuras de Zoooom y sus amigos”. Esta, tiene como objetivo representar y hablar acerca de la nueva tendencia del upcycling, la cual se refiere a una alternativa de moda de alta costura sustentable.

En medio de una emergencia global, se le cuestionó a la marca si era seguro seguir con la idea de una pasarela con público en vivo. A diferencia de otros nombres importantes dentro de la industria, como Jacquemus y Dior que también presentaron colecciones con desfiles en espacios abiertos con pocos invitados y sin público respectivamente, el dueño de las emblemáticas letras LV, finalmente optó por llevar a cabo su idea. Siguiendo las propuestas virtuales, el desfile fue de igual manera transmitido mediante las redes sociales de la marca.

Antes del lanzamiento de dicha colección, se presentaron diversos cortometrajes que seguían a las prendas desde París hasta Shanghai y Tokio. Estas se muestran siendo empacadas primero en París, entrando en contenedores rojos que después navegan a través del río Sena. Las enormes cajas llegan así a orillas del río Huangpu, lugar exacto en el que sucedió el interesante desfile. Virgil Abloh, el director creativo de Louis Vuitton, optó por una narrativa infantil para representar el punto de vista de un niño pequeño imaginándose un mundo en el que los objetos materiales no representan estatus social. La colorida colección consta tanto de prendas fabricadas con telas recicladas y/o sobrantes, como piezas reutilizadas de colecciones anteriores. Ninguno de los objetos presentados durante el desfile se considera desechable, pues están diseñados para perdurar dentro de la historia de la casa francesa.

“Las aventuras de Zoooom y sus amigos” se compone de 30 looks, de los cuales únicamente dos fueron confeccionados con materiales nuevos. El resto, fueron hechos a partir de material reciclado y de prendas pertenecientes a colecciones pasadas. Las piezas llevan el logotipo representante del Upcycling, un símbolo que hace alusión al nuevo valor que puede portar una prenda o un accesorio viejo.

Louis Vuitton Men’s Spring 2021

El show tuvo una duración aproximada de 30 minutos, el doble o triple de tiempo de un desfile convencional. Con globos gigantes, personajes animados, celebridades como modelos y un escenario divertido, Louis Vuitton regresó a los reflectores con una propuesta que, al parecer, busca ayudar al medio ambiente y combatir algunos de los muchos problemas relacionados con la producción masiva de ropa. Se planea que el 2 de septiembre de este año, “Zoooom y sus amigos” aterricen en Tokio para ser los protagonistas de un nuevo desfile presencial. Indudablemente, la actual pandemia ha hecho reflexionar a muchos diseñadores, obligándolos a reinventar tanto su proceso creativo como la distribución de sus productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *