Principio de Pareto

Arte y Cultura MTY
Fuente: Pixabay

El principio de Pareto propuesto a finales del siglo XIX tiene diversas aplicaciones en la vida cotidiana; desde efectos causales hasta en las relaciones sociales.

Escrito por Luis Urteaga (integrante de Agora 101)

¿Te has dado cuenta que usas más o menos el 20% de tu ropa durante el 80% del tiempo o que el 80% de tus comunicaciones son con el 20% de tus contactos?

Estas estimaciones provienen de una ley conocida como principio de Pareto. Y este principio se aplica a muchos aspectos de nuestras vida.

Sabiendo esto podemos analizar algunas situaciones y así tener mayor control de nuestro tiempo, esfuerzo y otros recursos para lograr nuestros objetivos de una manera más eficiente.

¿Y de dónde viene este principio?

A finales del siglo XIX el economista italiano Vilfredo Pareto estudió la propiedad de la tierra en Italia y lo que descubrió fue que el 20% de los propietarios poseían el 80% de las tierras mientras que el restante 20% de los terrenos pertenecían al 80% de la población restante. También esta repartición se repetía en otros aspectos macroeconómicos como la distribución de la riqueza.

Se han hecho otros análisis y se concluyó que esta proporción se repite de manera aproximada no solo en datos económicos sino también en aspectos de la vida de las personas.

En resumen, la mayoría de los resultados provienen de una minoría de causas. O como dice Pareto, el 80% de los efectos son producidos por el 20% de las causas. Otras reparticiones pueden ser incluso más extremas como 85/15 90/10 o 99/1. Por ejemplo, en algunos países de extrema desigualdad económica donde un pequeño grupo de personas posee casi toda de la riqueza de ese país.

Pero, ¿cómo puedes aplicar este principio para mejorar tu vida personal o profesional?

Por ejemplo, para tu vida profesional analiza el 20% de tus acciones que producen el 80% de los resultados o si tienes un negocio, asegúrate que el 20% de tus clientes genere el 80% de las ventas. O por ejemplo, que 20% de tus proveedores representan el 80% de tus problemas. A lo mejor te conviene cambiar esos proveedores o eliminar algunos clientes que te producen tantos problemas.

Para mejorar tu vida personal: busca las actividades que te generan la mayor satisfacción o felicidad, intenta aumentar o hacer más seguido estas actividades y eliminar o reducir el resto de las actividades que no sean tan importantes y que sobretodo te dan menos felicidad.

También puedes usar este principio si estás aprendiendo un idioma: Más del 80% del lenguaje hablado y escrito se compone con menos de 20% de las palabras, entonces concéntrate en aprender las palabras más usadas. No es necesario que aprendas tanto vocabulario para hablar de manera fluida.

Otra área en donde puedes aplicar esta regla es en las relaciones sociales. Observa quienes son las pocas personas que te traen la mayoría de tus problemas en la vida y analiza su impacto en tu vida.

¿Se te ocurren otras maneras de cómo podrías aplicar este principio para mejorar tu vida?

*Agora 101 discute temas interesantes, relevantes y actuales.Les encuentras en Instagram como @agora.101; Facebook como @agora101.mx y Youtube como Agora 101.