Olivia Rodrigo: ¿nueva generación en la música pop?

Arte y Cultura MTY

Olivia Rodrigo: la joven cantante que promete ser un éxito está causando furor, siendo sensación y está en boca de muchas personas por su nuevo álbum SOUR que ya la ha hecho ganar títulos.

Escrito por Perla Jaimes (integrante de Agora 101)

El pasado viernes 28 de mayo, la cantante Olivia Rodrigo logró ganarse el título de la artista más joven en tener un doble Número Uno en el Reino Unido en la historia, debido a su canción good 4 u y al álbum debut SOUR. Con esto, Rodrigo alcanzó algo que gran cantidad de artistas a su edad raramente logran durante esta era de plataformas digitales: crear de un álbum toda una experiencia

Todo comenzó en enero, con el lanzamiento de su sencillo debut como solista drivers license, el cual generó euforia y polémica, como sucede con cualquier figura del espectáculo. El productor que trabajó con la cantante estadounidense, Daniel Nigro, declaró en una publicación de Instagram que planeaba lanzar un EP (Extended Play), –que normalmente consiste en 4 o 5 canciones– pero dado al éxito que tuvo el sencillo debut, dos días después del lanzamiento decidió convertirlo en un álbum de 11 canciones. El día de hoy se pone en evidencia lo acertada que fue aquella decisión.

Fuente: Interscope Records

El proceso de producción le da un sentido más orgánico a todo el álbum: fue grabado y producido en el garage de Nigro, quien ya había trabajado con artistas como Conan Gray y Carly Rae Jepsen. Esto parecía inusual debido a que se trataba de una actriz exitosa en la industria de Disney gracias a su trabajo en High School Musical The Musical: The Series, en la que Rodrigo, también actriz, tiene el papel protagónico. Así, ella podría haber aprovechado el nombre de Disney y agendar el estudio más cotizado de Los Ángeles, y sin embargo, la producción fue bastante íntima, lo cual es un sentimiento que se escucha en cada una de las canciones del disco.

fuente: dan_nigro en Instagram

El lanzamiento del álbum lo tuvo todo: promoción, especulación, polémica, mercancía, colaboraciones con marcas como Sour Patch Kids y compañías de lavado de autoservicio (de forma consistente con el concepto de su primer sencillo) y una convivencia con la artista. Sin embargo, lo más increíble del éxito del álbum es que no incluya una sola colaboración: Olivia brilla por sí misma. Ella ha hecho evidente en distintas entrevistas que dos de sus mayores inspiraciones son Taylor Swift y Lorde, influencias que podemos escuchar en la composición de la letra y la producción de su voz. Lo único que pudo haber faltado sería una versión deluxe con contenido inédito para generar audiencia más fiel. Sin embargo, nunca se sabe, pues quizás veamos un nuevo lanzamiento en algunos meses, lo cual seguiría la estrategia que han empleado otros artistas como Shawn Mendes con Handwritten o Katy Perry con Teenage Dream, después de un año exitoso con sus respectivos álbumes.

En un artículo de Patrick Metzger, escritor de The Patterning, blog dedicado a analizar patrones en el mundo, expuso lo que él llama el Péndulo de la Nostalgia, que alude a aquellos fenómenos culturales que, a pesar de contener muchos elementos temporales, tienen mucho éxito en una época distinta. Por ejemplo, la serie Stranger Things, ambientada en la época de los 80, o el último álbum de Dua Lipa, ‘Future Nostalgia’, que se caracteriza por los sonidos generados en los años 70, pero que tuvo gran éxito en el 2020. Otro ejemplo sería la forma en que la moda de los skinny jeans está pasando a segundo plano y los pantalones holgados han vuelto a ser tendencia, tal como ocurrió en los años setenta. Aquí se ve un patrón en la cultura: nos toma alrededor de 30 años el conocer, probar y desgastar una moda para después retomarla. Esto explica la cantidad de remakes hechos para el cine y lo que ahora se observa en la música: el rock de garage con las letras de una adolescente que lidera la lista de éxitos.

Así pues, surgen las preguntas obvias: ¿Hemos alcanzado el ciclo del punk-rock surgido en los años 90? ¿Se popularizará de nuevo en esta década? ¿Veremos nuevos éxitos con variaciones de este género?

El fenómeno también explica la cantidad de memes en redes sociales que acentúan la diferencia generacional entre Rodrigo y una parte significativa de su audiencia que transitan la adultez (25-30 años). Una joven de 18 años refrescó la memoria de toda una generación y, a la vez, está presentando estos recuerdos a una nueva.

Probablemente eso es lo que necesitaba la industria: una sinvergüenza (en el mejor de los sentidos) cantando sobre drama adolescente y letras que retratan historias de una versión exagerada de la realidad que cualquier adolescente sufre, pero que ninguno o ninguna admite. 

El mundo no había presenciado tanta controversia alrededor de una estrella de Disney desde Miley Cyrus en 2010 con su álbum Can’t Be Tamed. Aquí la diferencia es que Miley se encontraba dentro de una industria mediática más conservadora, así como su audiencia, debido a la cual fue difícil desprenderse la imagen inocente que se le había fabricado con su personaje en Hannah Montana. Finalmente, esta y otras experiencias le enseñaron al mundo las consecuencias que puede tener el señalamiento de una joven adulta, y de las cuales Olivia tendrá que sufrir, aunque sea en menor medida. La cultura, podría parecer, mejora con cada generación.

Fuente: Getty Images / Fotografía por Rachel Luna/FilmMagic

Esta es música que nos permite sentir. Garantizo que estamos viendo a la contendiente más fuerte a Mejor Artista Nuevo o Álbum del Año de los GRAMMY en su edición 2022.

Será interesante ver el desarrollo de lo que se perfila como una carrera imponente y de la que habrá que seguir hablando.

*Agora 101 discute temas interesantes, relevantes y actuales.Les encuentras en Instagram como @agora.101; Facebook como @agora101.mx y Youtube como Agora 101.