La lección hacia los GRAMMYs: la representación importa

Arte y Cultura MTY
Ganadoras premios GRAMMY 2021

Los GRAMMYs del 2021 nos dieron un gran mensaje: la representación importa, contando con participaciones importantes como Beyoncé y descentralizadas como la de BTS.

Escrito por Perla Jaimes (integrante de Agora 101)

Este pasado 14 de marzo se vivió un gran momento en la historia de la música, celebrando en el Centro de Convenciones de Los Ángeles, California la 63ª entrega de los premios Grammy, a cargo del carisma de Trevor Noah, junto a personalidades que encabezan las listas de éxitos como Dua Lipa, Harry Styles, Cardi B, Taylor Swift, Doja Cat, Billie Eilish y más.

Hubo muchas primeras veces con grandes coronaciones como Beyoncé convirtiéndose en la vocalista con más reconocimientos por parte de la academia hasta Taylor Swift consiguiendo el título como la primera mujer en obtener tres veces el premio a Álbum del Año.

Sin duda, en un año sumergido en la incertidumbre de la industria del entretenimiento en vivo, el formato de la ceremonia de este año nos recuerda el por qué es importante retomarlo una vez que sea seguro para la humanidad: la música no existe hasta que se siente.

Harry Styles fue el encargado de inaugurar la velada del show principal con su éxito Watermelon Sugar, donde empleó un break previo al puente encaminado por la trompeta y el saxofón, enseñando al público la sensualidad coqueta de la canción.

Por otro lado, el año 2020 además de haber sido un año de pandemia, también fue un año de protesta, dentro de la cual se encuentra la lucha racial. Estas exigencias sobre los derechos para las personas afroamericanas se vieron reflejadas en la música, desde H.E.R. recibiendo el premio de Canción del Año por su trabajo en I Can’t Breathe (inspirada en los sucesos de brutalidad policial hacia George Floyd del pasado 25 de mayo del 2020) hasta la presentación de Lil Baby, donde se representa una protesta en el fondo.

Pero en la música, además de reflexionar y pensar, también nos permite disfrutar, y dentro de los muchos encargados de ello, destacaron Dua Lipa con un mash-up de sus éxitos: Levitating (junto a DaBaby) y Don’t Start Now combinada con el carisma y un gran incremento en su capacidad de cautivar al público; desde cambios de atuendo hasta una coreografía que hacía gozar a todo espectador.

De igual forma, BTS presentando una de las canciones más grandes del año Dynamite, quienes desafortunadamente no se llevaron ningún premio a casa, y esto abre la pregunta: ¿por qué invitan artistas que aportan algo nuevo a la industria y al mismo tiempo la descentralizan, pero no los premian en el show principal? (otro ejemplo es la omisión de Chloe x Halle en las categorías de RnB).

Pero dentro de todos los sucesos que se vivieron este pasado domingo, quien realmente brilló fue Megan Thee Stallion. La estrella de rap de 26 años se llevó a casa los títulos de Mejor Artista Revelación y Mejor Canción de Rap, este último junto a Beyoncé, donde el discurso de agradecimiento fue la admiración de Megan hacia su colaboradora, siendo ambas nativas de Houston, y una vez más, enseñándonos una gran lección: la representación importa.

Vimos un fenómeno similar el año pasado, con Lizzo llevándose la noche de la ceremonia anterior con 3 premios. Se está presenciando año con año el crecimiento de las mujeres en la industria de la música, y Megan es una de las estrellas que con su música dicen: “vine para quedarme”; creando la banda sonora de bailes de TikTok que entretuvieron a toda una generación durante el inicio de la cuarentena con su éxito Savage, y generando polémica necesaria en la nación americana con la colaboración junto a **Cardi B, ‘**WAP’, quienes día con día dan pie a conversaciones introspectivas acerca de cómo se percibe la sexualidad femenina ante la sociedad.

En un año con circunstancias libres de una pandemia global, las cámaras trabajan para captar reacciones negativas y escándalos con el fin de generar un gran boom alrededor del evento más grande del año para la música. Pero eso cambió este año: ya que no había mucho público como tal, se pudo apreciar en la transmisión a artistas disfrutando de las presentaciones de sus colegas, recordándonos de qué se trata todo al final del día, que es el disfrutar la música.

Esperemos regresen los conciertos en vivo y podamos reanudar el sentimiento de unirse con cientos de personas más en un solo lugar a través de una misma melodía. Asimismo, ojalá la academia regrese a reconocer a artistas de color en el show principal y no los pase en el previo, ya que fueron los que comenzaron a aportar elementos a la música como la conocemos el día de hoy, así generaría menos disgusto en actos como ZAYN y The Weeknd, quienes sostienen una postura firme atribuyendo a la falta de inclusión en las nominaciones.

*Agora 101 discute temas interesantes, relevantes y actuales.
Les encuentras en Instagram como @agora.101; Facebook como @agora101.mx y Youtube como Agora 101.